Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Devocionales

Devocional Filipenses 2:5-11

todayjulio 22, 2019 585

Fondo
share close

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús SE DOBLE TODA RODILLA de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2:5-11 LBLA

Hablando de poner a los demás por encima de nosotros mismos, Pablo nos brinda una de las más hermosas descripciones de lo que es, e hizo, el Señor Jesús.

Aquel que todo lo creó se hizo siervo, esclavo, para ser más exactos. Él vino a servirnos y nos dejó ejemplo de humildad y obediencia, ejemplo de querer hacer lo agradable al Padre.

Qué decir ante esa imagen… Esa es la locura del Evangelio… El Creador del Universo, Aquel en el que todo es sustentado naciendo en un pesebre, sufriendo nuestras bofetadas y escupitajos y colgando en un madero, para que nosotros, quienes en verdad éramos esclavos, pudiéramos ser libres. Para el mundo, locura, pero al mirar la cruz vemos la belleza más sublime.

Este es el ejemplo que nos dejó el Señor. Sirvan, sean humildes, amen, sirvan, sirvan. No hay mayor gozo que este, ser hallados dignos de servir a Cristo.

Es mi oración poder siempre recordar el ejemplo de humildad y obediencia de Jesús, para que mi corazón, naturalmente inclinado al orgullo y la demanda, sea bañado por esa humildad. Qué el Señor nos ayude! Dios te bendiga!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Sebastian Winkler (209)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

Artículo anterior

Devocionales

Devocional Filipenses 2:1-4

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, […]

todayjulio 19, 2019 525


0%