RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual


CUANDO NUESTROS NEGOCIOS ESTAN EN JUEGO

Escrito por el 04/06/2020

Leer Lucas 19: 45-48

 

¿Qué harías si ves que tus negocios están en peligros de ser desplazados por algo mejor y de más beneficios para otros?

En el pasaje de hoy Jesús entra en el templo de Jerusalén y observa como los líderes religiosos permitieron que la casa de Dios fuese convertida en un lugar donde los sacerdotes y comerciantes podían adquirir beneficios económicos a través de los asuntos espirituales.

En vista de que el pueblo debía venir y ofrecer sacrificios de paz y para el perdón de los pecados. Los sacerdotes vieron una oportunidad de obtener ganancias estableciendo vendedores de corderos y palomas, y además de esto mesas de cambio de monedas para poder comprar los animales en vista de que los vendedores solo aceptaban la moneda del templo.

Cuando Jesús vio todo esto se indignó grandemente ya que el propósito del templo era servir como un lugar a donde las personas pudieran tener comunión con Dios a través de la oración.

Jesús entonces vuelca las mesas, libera a los animales y al parecer con voz firme y potente reprende a todos con las palabras “Mi casa será llamada casa de oración pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones”

Ahora bien, ¿Cuál fue la reacción de todos aquellos que tenían interés invertidos en dicho comercio en el templo?

Según el versículo 47, dice que desde ese día los principales sacerdotes, los escribas y los lideres gubernamentales más prominentes del pueblo procuraban matarle.

Amigos esto es lo que en muchas ocasiones ocurre cuando vemos que nuestros intereses están en riesgo de perderse, nuestra mente busca la manera de eliminar a la competencia ¡wao que grave error! Porque lo que deberíamos hacer es reconocer lo que esta mal y unirnos a lo que esta bien.

¿Qué haces tu cuando ves que tus intereses están en juego? ¿Qué has hecho tu hoy cuando has visto que tus intereses comerciales están en riesgo de desaparecer debido a esta pandemia?

Hoy en día muchos saben lo que en ese momento experimentaron los sacerdotes judíos, los escribas y gobernantes de Jerusalén, y bueno ya sabes que desde allí su deseo era eliminar a Jesús para poder seguir con su estilo de vida en contra de la Palabra de Dios, ¿Y hoy que harás tu?

Pero una mejor pregunta seria: ¿Qué espera Dios que hagas con relación a esto en este tiempo de pandemia?

Dios quiere que reconsideres su casa, Dios quiere que entendamos que su casa no fue creada para el comercio sino para la oración.

Y tal vez dirás: “Que bueno, estoy o estamos bien pues en mi templo no se hace comercio con las cosas de Dios, allí solo se predica y se ora.” Si eso es verdad te felicito.

Sin embargo, después de que Cristo estableció su iglesia, el templo dejó de ser un lugar físico para convertirse en nuestro propio cuerpo de manera que nosotros los creyentes somos el verdadero templo del Señor.

Recordamos las palabras de Jesús a la mujer samaritana en Juan 4:21, 23, “Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adorareis al Padre. 23 pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adoraran al Padre en espíritu y verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren.

Hermanos hoy nosotros somos el templo de Dios y con este nuevo entendimiento te pregunto: ¿Cuál ha sido el uso que le ha dado a la casa de Dios? ¿Has utilizado tu vida solo para adquirir cada vez comodidad y placeres que te han alejado de tu propósito como casa de Dios que es la adoración al Dios vivo y verdadero?

Si es así cuan necesario ha sido que Dios haya permitido esta pandemia para reprendernos del mal uso que le estamos dando a nuestra vida y nos volquemos en pos de la voluntad de Dios la alabanza, la oración, el servicio a otros.

Recuerda que desde aquí los sacerdotes y demás lideres del pueblo buscaron callar la voz de Jesús pero no pudieron, porque cuando pensaron que definitivamente lo sacarían del medio al crucificarle en la cruz, esto formaba parte del plan de Dios para al tercer día resucitar para nunca jamás volver a morir y así poder comprar a pecadores tal vez como tu o como yo.

Es mi deseo que cada vez que Dios nos confronte con nuestros pecados no busquemos la manera de apagar su voz, sino que en vez de eso seamos tan humildes como para reconocer lo que esta mal y comenzar hacer lo que es correcto.

Bendiciones miles!!


Continuar leyendo