RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Hombres A – Z

08:00 08:30

Programa actual

Hombres A – Z

08:00 08:30


CUANDO NUESTRA AUTORIDAD ESTA EN JUEGO

Escrito por el 04/07/2020

Leer Lucas 20:1-8

¿Qué harías si después de llevar años administrando una empresa apareciera el dueño y te dijera que debes inmediatamente seguir sus órdenes? ¿Será que reconoceríamos su autoridad o buscaríamos la manera para seguir al frente de la empresa?

En el pasaje de hoy otra vez tenemos a los sacerdotes, escribas y ancianos de Jerusalén delante de Jesús, pero en esta ocasión con el propósito de que dijera de dónde venía su autoridad para ir por encima de ellos, ya que enseñaba una doctrina diferente a la que ellos enseñaban, y con lo que había hecho en el templo cuando volcó las mesas de los cambistas, y dejo libre las palomas y los animales rompió con las políticas que ellos habían establecido en el templo.

A esto Jesús les respondió con una pregunta en la cual estaba implícita su respuesta. Él les preguntó: ¿El bautismo de Juan el bautista era del cielo o de los hombres?

Al escuchar esto los opositores de Jesús discutieron entre ellos llegando a la conclusión de que no podían decir ni sí ni no, porque en cualquiera de ellas la respuesta podría beneficiar a Jesús.

Si decían que el bautismo de Juan venia del cielo entonces seria reconocer que Jesús era el Mesías ya que Juan decía que Jesús era el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Alusión que hacía dando a entender que él era el Mesías. Pero si decían que era de los hombres todo Jerusalén les apedrearía ya que todo el pueblo reconocía que Juan era un verdadero profeta de Dios.

Entonces, ¿Qué prefirieron responder los sacerdotes, escribas y gobernantes del pueblo? Prefirieron hacerse los ignorantes, diciendo que no sabían de donde era el bautismo de Juan.

Y esto es lo que hoy la mayoría de las personas hacen cuando son confrontados con la verdad del evangelio, se mienten a si mismos y mienten a otros con tal de seguir la religión o la tradición que sus padres les enseñaron, y esto a pesar de que saben muy bien que deben rendirte ante la autoridad de la palabra de Dios. En fin, los opositores de Jesús se hicieron los ignorantes para no sujetarse a su autoridad, y me pregunto si tú también has estado haciendo lo mismo.

¿Qué haces cuando por medio de la Biblia Jesús ordena tu completa sumisión? ¿Te haces el ignorante o te sometes a él entendiendo que es aquel que merece ser adorado y servido?

Es evidente que este es un tiempo donde Dios le está diciendo a toda la humanidad: Yo Soy Aquel quien tiene autoridad sobre todo lo creado; Yo Soy quien manda la llaga y también el que la sana;

Yo Soy quien ordena la aparición de la plaga y Yo Soy quien puedo ordenar que desaparezca; hasta ahora he dado la gracia a los hombres para administrar lo que me pertenece, pero al igual que otras generaciones la humanidad ha fallado en hacerlo según mi voluntad.

Al final de este pasaje, los principales sacerdotes y escribas no reconocieron que, de la misma manera, que la autoridad de Juan el bautista para predicar venia del cielo, del mismo lugar venia la autoridad de Jesús para establecer un nuevo orden espiritual en el pueblo de Israel.

Y aunque Jesús debido a la hipocresía de sus oponentes se negó a decir de donde venia su autoridad la respuesta quedó implícita, tal como lo he dicho antes, la autoridad de Jesús venia del mismo lugar que venía la autoridad de Juan el bautista para predicar.

Querido hermano y amigo, en este tiempo donde hemos tenido tiempo para meditar en muchas cosas, ¿Te has preguntado si realmente es Jesús quien tiene la autoridad de tu vida? O en cambio te has dado cuenta que más bien has vivido una religión un tanto vacía solo ensalza tu propia justicia y tu propio sistema?

Si es así, te invito a reconocer tu necesidad de que Cristo guie tu vida. Deja que él sea que de hoy en adelante comience a gobernar todas las áreas de tu vida a través de su santa palabra. Si no sabes cómo empezar comunícate con nosotros por medio de las vías que aporta esta página.

Es mi deseo que en este día puedas abandonar tu voluntad para seguir por el camino de la autoridad de la palabra de Cristo.

¡¡Bendiciones miles!!


Continuar leyendo