RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual


LA TRAICION VIENE DESDE ADENTRO

Escrito por el 04/21/2020

Leer Lucas 22:1-6.

¿Estarías dispuesto a vivir con una persona que al cabo de tres años te traicionará y te venderá a tus peores enemigos? La verdad creo que casi ninguno de nosotros pudiera hacer algo así.

Sin embargo, esto fue exactamente lo que Jesús hizo con Judas. Jesús lo escogió y vivió con él por tres años aun sabiendo que él lo traicionaría y vendería por 30 monedas de plata.

En el pasaje de hoy encontramos la confabulación de la trinidad de la maldad en contra de Jesús, la cual tiene lugar en el tiempo que se celebraban dos de las fiestas más populares en Jerusalén, la pascua y la fiesta de los panes sin levadura. Las cuales eran dos fiestas diferentes, sin embargo, por el arreglo de los sacerdotes y la gente llegó a ser tratadas como una sola.

Es impresionante ver como el plan de Dios se daba a la perfección, pues el sacrificio de Jesús por los pecadores escogidos sería en el mismo tiempo en que los judíos tenían a bien celebrar la cena de la pascua, aquella cena donde daban muerte a un cordero y luego lo comían para así recordar como lo hicieron sus antepasados antes de que Dios juzgara a Egipto y los liberara de aquel país.

Solo que ahora Jesús sería el nuevo cordero pascual que moriría una vez y para siempre por los pecadores que creen en él.

Ahora bien, ¿Quiénes conformaron la trinidad del mal que planearon atrapar a Jesús?

En primer lugar, estaban los principales sacerdotes y los escribas, los cuales eran la mayoría de los más importantes religiosos de Jerusalén, a lo cual se les llama el sanedrín.

El Sanedrín estaba compuesto por la alta jerarquía sacerdotal, los escribas y los ancianos, 71 miembros en total presididos por el sumo sacerdote judío. Según algunos comentaristas en el relato de Lucas podemos notar que aquellos estaban obsesionados con la consigna de matar a Jesús. Sin embargo, por miedo a lo que el pueblo pudiera decir o hacer actuaron muy cautelosamente en este asunto.

Así que los primeros en conformar la trinidad del mal fueron los principales sacerdotes y los escribas de Jerusalén.

El segundo agente del mal, es el padre del mal y la mentira, es decir, satanás, pues este entró en Judas Iscariote, uno de los discípulos de Jesús, y fue ante los principales sacerdotes, escribas y oficiales del templo con la disposición de vender a Jesús.

Y claro ¿Cómo satanás perdería esta oportunidad que había buscado desde el principio de la creación del mundo?

Así que el segundo agente en la confabulación en contra de Jesús fue satanás.

Y el tercer agente ya es obvio, porque fue Judas.

El cual desde el principio solo se acercó a Jesús por intereses materialistas, pues en algunas ocasiones los evangelios describen que Judas robaba dinero de la bolsa que tenían los discípulos de Jesús ya que él era el tesorero. Es muy seguro que Judas se sintiera decepcionado por Jesús en vista de que no se veía que él fuese un Mesías que tomaría las armas y pelearía por el reino. Es decir, que movido por sus intereses económicos y egoístas Judas se confabula con los líderes religiosos de la nación, y conviene con ellos para entregárselo cuando fuese el momento más propicio.

Amados hermanos y amigos, si lo notamos la traición a Jesús vino desde adentro. En primer lugar, desde los propios sacerdotes de Jerusalén, los cuales debían ser quienes intercedan por el pueblo delante de Dios, ahora se convertían en quienes se convertían en asesinos del Cordero sin mancha y sin contaminación.

Luego tenemos a satanás, un ser creado por el mismo Dios, el cual se corrompió por su propio deseo egoísta de ocupar el lugar de su creador.

Y en último lugar, Judas quien traicionó a Jesús una vez sus expectativas no fueron satisfechas.

Si notamos los enemigos vinieron desde adentro.

Y esto es precisamente lo que Jesús nos dijo que pasaría para los últimos tiempos, que nuestros propios familiares nos entregarían solo porque profesamos la fe en Jesús y vivimos según sus principios.

En vista de todo esto ¿Cómo deberíamos vivir con nuestros semejantes? Tal como Jesús vivió con Judas de una manera gentil y sin diferencias. Esto es algo difícil, pero es una de las características de la vida cristiana.

Queridos hermanos ante esto me gustaría preguntarte:

¿Acaso eres de aquellos que todavía piensas que puede haber una religión que salve al hombre aparte de Jesús? ¿Serás tú?

¿Quiénes serán los próximos que, habiendo sido objetos de la gracia y misericordia del Padre, ahora nos revelamos contra su voluntad y buscamos la manera de desplazarlo de su Trono para ocuparlo nosotros y reinar soberanamente sobre nosotros mismo y los demás? ¿Serás tú?

¿Quiénes serán los próximos que estaremos dispuestos a entregar nuestras convicciones cristianas por las ofertas de una vida de placeres egoístas fuera de la voluntad de Dios?

¿Serás tú o seré yo?

Que Dios nos ayude, y que nunca ninguno de los que hemos sido llamados volvamos atrás y vendamos a Jesús por 30 miserables monedas de plata.

¡Bendiciones miles!


Continuar leyendo

Post Siguiente

Créelo


Miniatura