RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Cultura Financiera

20:40 20:45

Programa actual

Cultura Financiera

20:40 20:45


Jesús en Nazaret (2)

Escrito por el 02/24/2022

Lectura: Lucas 4:16-30 (LBLA)

Llegó a Nazaret, donde se había criado, y según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. Le dieron el libro del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito: EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTÁ SOBRE MÍ, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACIÓN DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS; PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR. Cerrando el libro, lo devolvió al asistente y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en Él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura que habéis oído. Y todos hablaban bien de Él y se maravillaban de las palabras llenas de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es este el hijo de José? Entonces Él les dijo: Sin duda me citaréis este refrán: «Médico, cúrate a ti mismo»; esto es, todo lo que oímos que se ha hecho en Capernaúm, hazlo también aquí en tu tierra. Y dijo: En verdad os digo, que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra. Pero en verdad os digo: muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses y cuando hubo gran hambre sobre toda la tierra; y sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda de Sarepta, en la tierra de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio. Y todos en la sinagoga se llenaron de ira cuando oyeron estas cosas, y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad para despeñarle. Pero Él, pasando por en medio de ellos, se fue. www.lbla.com.

Luego de leer la profecía de Isaías, acerca del Mesías, y afirmar que esa palabra se cumplía en Él, estos judíos de Nazaret terminan rechazando a Jesús, e incluso intentan matarlo.

¿Por qué?

Porque Él les muestra lo que está en sus corazones. Les gustan los milagros, pero se niegan a creer que el hijo de José pueda hacerlos, y muchísimo más se niegan a reconocer que Jesús es el Cristo.

Juan dice: A los suyos vino, y los suyos no le recibieron. Esta expresión es aún más cierta con respecto a estos hombres de Nazaret.

El gran problema que van a tener muchas veces los judíos con el mensaje de Jesús es que Él les dice que los verdaderos hijos de Abraham, los hijos de Dios son aquellos que reciben de corazón el mensaje del Evangelio. No basta con ser hebreo, no basta con seguir las tradiciones.

Por eso les molesta tanto cuando les dice que Dios usó una viuda extranjera para cuidar de su profeta Elías, y sanó a un leproso extranjero.

El Evangelio de Jesús no se trata de nuestro orgullo, de nuestro status, de nuestro origen. Se trata de la sanidad de corazones que se reconocen como duros y llenos de pecado.

PARA PENSAR: ¿Nos acercamos a Jesús desde nuestra necesidad? ¿Qué nos incomoda de Su Palabra? ¿Qué nos atrae de Él?

Sebastian Winkler (139)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Miembro de la Iglesia Evangélica Bautista de General Pinto, donde sirve como maestro de Estudios Bíblicos.

El es el autor del blog: engraciaysabiduria.com


Continuar leyendo