AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

“La verdadera dicha”

todayabril 29, 2022 89

Fondo
share close
AD

Lectura: Lucas 11:27-28 (LBLA)

Y sucedió que mientras decía estas cosas, una de las mujeres en la multitud alzó su voz y le dijo: ¡Dichosa la matriz que te concibió y los senos que te criaron! Pero Él dijo: Al contrario, dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan. www.lbla.com

Al ver la maravilla del poder de Jesucristo liberando a los oprimidos por Satán esta mujer exclama en una expresión maravillosa: “¡Dichosa tu madre! ¡Qué bendición tenerte como hijo!

Y en verdad María es una de las mujeres más bienaventuradas de la historia. Ella tuvo la dicha de llevar en su vientre al Salvador. Ella es, tal cual el ángel se lo dijo especialmente bendita entre todas las mujeres.

Ese privilegio es exclusivo de María, por la gracia del Señor que ella inmerecidamente recibió. Nosotros también podemos experimentar un motivo de dicha (y a eso apunta la respuesta de Jesús).

¿Has escuchado la Palabra del Señor en El Evangelio de Jesucristo?

¿Has visto tu corazón transformado por esa Palabra?

¿Está esa semilla, que el Señor ha sembrado en tu vida, dando frutos de obediencia?

¿Amas ahora los mandamientos del Señor y te gozas en su Perfecta Ley?

¿Anhelas y procuras ser santo, como Tu Señor es Santo?

Entonces has nacido de nuevo. Entonces, vos que estabas muerto has recibido vida. Vos que eras un extraño y enemigo de Dios has sido hecho Su Hijo.

¿Hay una dicha mayor?

El bien supremo del hombre es Dios, conocerlo y ser conocido por Él. Amarlo como Señor y Rey de nuestro ser. En esa Verdad se fundamenta nuestra dicha, y nuestra vida.

 

PARA PENSAR: ¿Meditamos en el privilegio inmerecido que tenemos de ser hijos de Dios? ¿Es nuestro gozo el sabernos amados así?

 

Sebastian Winkler (214)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

AD

Escrito por Sebastian Winkler

Valóralo

AD
AD
0%