Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

El Rey llega

todayjunio 30, 2022 3

Fondo
share close

Lectura: Lucas 19:28-40 (LBLA)

‘Habiendo dicho esto, Jesús iba delante, subiendo hacia Jerusalén. Cuando se acercó a Betfagé y a Betania, cerca del monte que se llama de los Olivos, envió a dos de los discípulos, diciéndoles: «Vayan a la aldea que está enfrente, en la cual, al entrar, encontrarán un pollino atado sobre el cual nunca se ha montado nadie; desátenlo y tráiganlo. Y si alguien les pregunta: “¿Por qué lo desatan?”, de esta manera hablarán: “Porque el Señor lo necesita”?». Entonces los enviados fueron y lo encontraron como Él les había dicho. Mientras desataban el pollino, sus dueños les dijeron: «¿Por qué desatan el pollino?». Les respondieron: «Porque el Señor lo necesita». Lo trajeron a Jesús, y echando sus mantos sobre el pollino, pusieron a Jesús sobre él. Y mientras Él iba avanzando, tendían sus mantos por el camino. Cuando ya se acercaba, junto a la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, regocijándose, comenzó a alabar a Dios a gran voz por todas las maravillas que habían visto, diciendo: «¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor ! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!». Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: «Maestro, reprende a Tus discípulos». Pero Él respondió: «Les digo que si estos se callan, las piedras clamarán». ‘ www.lbla.com

Jesús llega a Jerusalem. Su entrada no pasa inadvertida para nadie. Muchas veces, al meditar en este pasaje, una de las cosas que más nos llama la atención es cómo es posible que este recibimiento tan efusivo se convertirá, unos pocos días después, en el pedido de su muerte. Me gustaría que consideremos otros aspectos de este pasaje.

Jerusalem es el destino de Jesús: cuando vemos a Jesús enviando a sus discípulos a buscar el asno en el que ha de entrar en la ciudad, debemos considerar una cosa importante. A lo largo de los pasajes anteriores, varias veces hemos leído que Jesús se dirige a Jerusalem. Él ha anunciado que su destino es entregar su vida por nosotros, que será apresado, muerto y que resucitará. Cuando vemos a Jesús entrando en esta ciudad, vemos a un hombre que sabe perfectamente lo que ha de suceder, porque estos son los planes del Padre desde siempre.

Jesús es el Rey que llega: La entrada que hace Jesús en Jerusalem es la entrada de un rey, y Él es verdaderamente el Rey de Reyes. Con esta manera de llegar Jesús está haciendo una declaración clara acerca de quién es Él. Jesús es el Mesías anunciado, el Cristo de Dios. Jesús es Rey. Con esta entrada Él lo está proclamando a los cuatro vientos. Sabe que esto no va a agradar a muchos, pero Él está haciendo la voluntad del Padre.

Todos deben saber que el Rey ha llegado: El universo entero tiene los ojos puestos en lo que está por suceder. El Plan Eterno de Dios, todo aquello que ha sido anunciado desde el principio de los tiempos, la Promesa de un Pacto Eterno está a punto de cumplirse. Probablemente los que arrojan ramas y mantos a los pies de Jesús no tienen claro el rol que están cumpliendo, en realidad el único que sabe y entiende plenamente lo que está aconteciendo es el mismo Jesús. Cuando los fariseos le recomiendan al Maestro que acalle a la multitud (acaso porque tratan sinceramente de cuidarlo) Jesús les dice que si la gente calla serán las piedras las que alabarán a Dios.

¿No es acaso digno de gloria y alabanza que el Rey de Reyes se haya hecho siervo, que haya tomado forma humana y que entregue su vida por la nuestra?

PARA PENSAR: En los próximos días vamos a ver a Jesús insultado, despreciado, golpeado y muerto. Ese Jesús que sufre es una de las evidencias más grandes del amor y del poder de Dios manifestado en el Evangelio. Cada evento de estos forma parte de un plan maravilloso, nada está sujeto al azar.

 

Sebastian Winkler (209)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

Artículo anterior

En Gracia y Sabiduría

La parábola de las diez minas

Y sucedió que al regresar él, después de haber recibido el reino, mandó llamar a su presencia a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que habían ganado negociando. Y se presentó el primero, diciendo: «Señor, tu mina ha producido diez minas más». Y él le dijo: «Bien hecho, buen siervo, puesto que has sido fiel en lo muy poco, ten autoridad sobre diez ciudades».

todayjunio 29, 2022 19


0%