En Gracia y Sabiduría

Esta historia NO ha terminado

todayagosto 22, 2022 11

Fondo
share close

Lectura: Lucas 24:50-53 (LBLA)

Entonces Jesús los condujo fuera de la ciudad, hasta cerca de Betania, y alzando Sus manos, los bendijo. Y aconteció que mientras los bendecía, se separó de ellos y fue llevado arriba al cielo. Ellos, después de adorar a Jesús, regresaron a Jerusalén con gran gozo, y estaban siempre en el templo alabando a Dios. www.lbla.com

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado… Así suelen terminar los cuentos tradicionales que leíamos de niños. A nosotros nos toca hoy llegar al fin del Evangelio de Lucas. Pero esta historia no ha terminado, de ninguna manera.

La primera razón es, porque después del Evangelio, Lucas seguirá mostrando cómo Dios cumple sus planes soberanos en el libro de Hechos. En nuestras Biblias, entre ambas obras está el Evangelio de Juan, pero ambas obras deberían ser leídas juntas. En la primera vemos cómo Dios desarrolla sus planes soberanos a través de Jesús, y en la segunda vemos esto mismo en la Iglesia que Jesús establece.

Pero hay otras razones para entender que esta historia aún no ha terminado…

En el pasaje de hoy vemos a Jesús ser llevado al Cielo…

Él ha prometido volver… Una de las verdades fundamentales de la fe cristiana es que Jesús ha de regresar por los suyos. Él no se ha marchado para siempre. Él volverá. Así lo anunció, así lo hará. Los creyentes anhelamos ese regreso, y la certeza de que llegará el día en el que Nuestro Redentor vendrá nos anima, nos sostiene y nos da la perspectiva correcta para vivir en este mundo.

Porque Él vendrá sabemos que el mal de este mundo tendrá fin. Porque Él vendrá, sabemos que nuestra propia lucha con el pecado que mora en nuestros corazones tendrá fin. Porque Él vendrá no nos aferramos a este mundo y sus cosas pasajeras.  Porque Él vendrá tenemos esperanza, sentido, dirección, propósito…

Él ha dado una misión… Los discípulos han recibido instrucciones del Señor. Todo aquello que han aprendido, lo que han visto y vivido. La maravilla del Evangelio que ellos han experimentado en primera fila. Todo eso, deben compartirlo. El Espíritu del Señor estará con ellos, Él los guiará, Él los capacitará. No están solos. Esa misma misión es la que nosotros tenemos hoy en día también. Ser testigos de Cristo.

Déjame hacer un paréntesis aquí. Hay una conciencia en los discípulos de la identidad del Señor. Por eso, lo adoran. Ellos saben ahora junto a quién han caminado, saben a quién sirven.

Los discípulos están llenos de gozo. Se saben ahora parte del plan de Dios de llenar el mundo con el Evangelio de Jesucristo. ¿Cómo no estar felices? ¿Cómo no alabar a Dios por esto?

 

PARA PENSAR: ¿Está nuestra mirada puesta en los Cielos (Colosenses 3:1)?  ¿Experimentamos confianza en el saber que el Señor vuelve? ¿Recordamos que somos parte de SU plan, que servimos a SUS propósitos?

 

 

 

Sebastian Winkler (208)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

Artículo anterior


0%