Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Controlando nuestra lengua

todayseptiembre 16, 2022 55

Fondo
share close

“Así también la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas. ¡Pues qué gran bosque se incendia con tan pequeño fuego! También la lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, es encendida por el infierno e inflama el curso de nuestra vida.”

Santiago 3:5-6 NBLA

Nuestras palabras son el reflejo de lo que somos, pero no solo eso, nuestras palabras pueden dañar de tal modo que incluso la vida de otros puede ser afectada.

Nadie entre nosotros aseguraría que algo tan pequeño pudiera ser tan dañino, pero esto es lo que la biblia dice. Debemos cuidar lo que hablamos porque de la manera en que un bosque se enciende con una chispa, así unas cuantas palabras pueden traer consecuencias trágicas si llevan el veneno suficiente.

Para iniciar una guerra o matar no se necesitan armas directamente, tan solo es necesario alguien dispuesto a dañar la imagen que Dios ha puesto en otro con sus propias palabras.

Me temo que lo que está en la mente de Santiago son aquel tipo de personas que se jactan de tener una fe verdadera; sin embargo, usan sus lenguas continuamente para hablar mal de otros, promover el chisme y la mentira y toda clase de maldad.

Pero la lengua no es un órgano independiente de lo que somos. Ella es inflada por lo que hay en el corazón. Fue Jesús quien dijo que de la abundancia del corazón habla la boca.

Hoy es un buen día para refrenar nuestras palabras, pensar si realmente tenemos que decir lo que queremos decir y medir cuál pudiera ser el alcance de dichas palabras. Después de todo, no podemos con la misma lengua que bendecimos a Dios también dañar la imagen de Dios en otras personas.

Jacobis Aldana (171)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

0%