Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Rogando por Su ayuda en Nuestra Debilidad

todayoctubre 7, 2022 11

Fondo
share close

Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

 Mateo 6:13

¿Alguna vez te has puesto a pensar de cuántas cosas has sido librado y no te has dado cuenta? ¿No es cierto que vivimos siendo muy poco conscientes de las cosas que no nos suceden? Es porque damos por sentado que todo le qué pasa en nuestra vida tiene que pasar; sin embargo, ignoramos que detrás del telón está Dios orquestándolo todo.

La oración es el medio para acercarnos a Dios, desear su voluntad, pedir por la provisión de nuestras necesidades materiales y espirituales, pero la oración también es el reconocimiento de nuestra debilidad, de cómo no podemos ser sostenidos por nosotros mismos y cuánto necesitamos entonces de la ayuda de Dios.

Pedir perdón por nuestros pecados es una de las grandes bendiciones de orar, pero no podemos pensar que la vida consiste en pecar y pedir perdón y listo, hay algo más que tiene que ver con nuestro compromiso con una vida que agrade a Dios, evitando lo que reconocemos como tentaciones que ponen en peligro nuestra comunión.

Esta petición no es acerca que de que Dios no nos meta literalmente en tentaciones porque la biblia dice que Dios no tienta nadie, pero sí es una petición para que seamos guardados de ellas; que podamos tener la fuerza para resistirla o evitarla. En efecto, esta oración significa que no podemos sostener una vida de piedad por nosotros mismos, necesitamos a Dios obrando permanentemente.

Por otro lado, esta oración no es solo en cuanto a ser guardados de no caer en tentaciones pecaminosas, sino de no caer en las manos del maligno, literalmente. Nuestro enemigo no solo es el pecado que nos asedia para que no hagamos lo que Dios quiere, sino uno espiritual que trabaja continuamente para pequemos contra Dios.

Vimos que Dios no puede tentar a nadie, pero ese es precisamente el trabajo del maligno, ponernos frente a situaciones en las que nuestros deseos sean vencidos, es de eso que pedimos ser guardados; de la tentación y de quién muchas veces las pone frente a nosotros.

Nunca debemos pensar que estamos exentos de esto, ni siquiera Jesús lo estuvo, él mismo fue sentado por el diablo; pero es precisamente por eso que podemos orar por ayuda, porque en él todos nosotros podemos encontrar socorro.

No nos creamos fuertes, no pensemos que podemos salir a la calle a vencer todo cuanto se cruce en frente, acudamos al Señor en humildad, reconociendo nuestra debilidad y pidiendo por su ayuda, él la ha prometido, él la enviará.

Para meditar y profundizar: Isaias 43:2-4

Jacobis Aldana (95)

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

Artículo anterior

Una dia a la vez

Un día a la vez

El Perdón y la Oración

Uno de los grandes beneficios de orar es poder dar a conocer nuestras necesidades a Dios, quien como un padre amoroso cuida de sus hijos; pero corremos el riesgo de reducir todas nuestras necesidades solo a lo material.

todayoctubre 6, 2022 8


0%