AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Su compasión en nuestro sufrimiento

todayoctubre 11, 2022 39

Fondo
share close
AD

Hermanos, tomen como ejemplo de paciencia y aflicción a los profetas que hablaron en el nombre del Señor. Miren qué tenemos por bienaventurados a los que sufrieron. Han oído de la paciencia de Job, y han visto el resultado del proceder del Señor, que el Señor es muy compasivo y misericordioso.

Santiago 5:10-11

Si eres como yo seguro no te gusta estar enfermo, pero seguro, si eres como yo, eres de los que cuando está enfermos o siente algún dolor piensa que es lo más terrible del mundo y que nadie puede estar sufriendo como tú.

Esto es a lo que llamo el síndrome del sufriente solitario, es una tendencia casi natural en nosotros, pero si hay algo realmente útil en medio del sufrimiento, es pensar en las formas en las que otros han padecido de peores formas que las nuestras y han sido librados por Dios de sus aflicciones.

la Biblia no es una colección de historias sueltas, todas ellas nos cuentan una historia, es acerca de cómo Dios usaría los sufrimientos de su hijo para traer bien a nuestras almas, y es por eso que vemos muchos episodios de personas que sufren y que Dios viene en su auxilio.

Santiago escribe a los hermanos para animarlos a que en medio de las persecuciones y aflicciones que estuvieran enfrentando, pensaran en las muchas maneras en la que los hombres de Dios del pasado habían sido librados y una de esas historias es la de Job, una historia bastante conocida de sufrimiento y dolor, pero que termino en una gran liberación y que tipifica la paciencia que somos llamados a tener los que confiamos en el Señor.

Piénsalo por un momento: Job perdió toda su familia, sus riquezas, sus amigos, sufrió el rechazo de su esposa y perdió hasta su propia salud; todo eso el mismo día, pero con todo él no pecó con sus labios, él alabó y bendijo a Dios en todo tiempo.

Esta no es solo una historia inspiracional, es una que nos lleva a la fuente misma de consuelo en el dolor, nuestro Señor Jesucristo; el que sufrió como inocente para librar nuestras almas de la condenación.

Cuánto gozo y cuanto consuelo tenemos en esto. Así, que sal hoy de tu cuarto y deja de pensar que tu sufrimiento es único, y mira los ejemplos de paciencia que el Señor nos ha dejado y corre con paciencia la carrera que hay por delante.

Jacobis Aldana (175)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

AD

Escrito por Jacobis Aldana

Valóralo

AD
AD
0%