Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

El valor de nuestra palabra

todayoctubre 12, 2022 11

Fondo
share close

Y sobre todo, hermanos míos, no juren, ni por el cielo, ni por la tierra, ni con ningún otro juramento. Antes bien, sea el sí de ustedes, sí, y su no, no, para que no caigan bajo juicio.

Santiago 5:12

El mundo de hoy experimenta una crisis de integridad. Vas a un carpintero o zapatero y dice que puedes ir por tu producto tal día, llega ese día pero el hombre ni siquiera ha comenzado a trabajar, asi que con toda naturalidad te dice que llegues al día siguiente, y así podrían pasar días. Los más pacientes pueden asumir esto con relativa calma, otros tal vez se enojen, pero creo que es algo a lo que no deberíamos acostumbrarnos.

Nosotros debemos ser conscientes del valor que damos a nuestras palabras. me refiero al grado de compromiso que adquirimos con ellas. Toda nuestra integridad y lo que somos puede estar soportado por lo que hablamos, especialmente cuando afirmamos algo.

Santiago está exhortando a los hermanos a que no añadan ninguna garantía a sus palabras más que el peso mismo de ellas, es decir; no tienes que reforzar tu sí con un juramenteo; vive de tal manera que eso no sea necesario.

Hubo un tiempo en que los documentos no eran necesarios, ni los contratos y tampoco las firmas y menos las huellas digitales, pero hoy, cuando veo todos esos trámites pienso en lo mal que estamos, pienso en que es el reflejo de esa crisis de identidad, en lo fácil que es que las personas no cumplan su palabra o queden mal.

Esto es un llamado de atención enérgico. Creo que se extiende a otras áreas. Por ejemplo, si decimos que vamos a llegar a un lugar a tal hora, deberíamos asegurarnos que es así. No queremos ser conocidos como personas que violan sus compromisos más básicos, puesto que si no somos capaces de cumplir con estas demandas menores, ¿cómo podremos tener credibilidad cuando se trata de otras más grandes?

Ocupémonos de estas cosas con diligencia y cumplamos así con toda justicia.

Jacobis Aldana (95)

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

Artículo anterior


0%