Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Alaba a Dios en toda Circunstancia

todaydiciembre 9, 2022 149

Fondo
share close

Bendice alma mía a Jehová y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades , el que sana todas tu dolencias.

Salmo 103:1

Uno de los sentimientos que a menudo enfrentamos en medio de la crisis es la frustración como resultado de la incertidumbre por no saber qué va a pasar, si saldremos o no de la dificultad y si el sufrimiento al final se irá o permanecerá; esto es algo que viene casi que de manera natural, al lado del dolor; sin embargo, si somos creyentes en Cristo, hay algo muchos más glorioso a lo que aferrarnos y sumamente esperanzador. Algo que nos provee fortaleza y ánimo y es mirar al Señor al que desde el cielo tiene cuidado de cada detalle en nuestras vidas y al contemplar su majestad, alabarle.

En este pasaje David se encuentra muy abatido y en medio de tal abatimiento el emprende una seria conversación con su alma; como si se hablara a sí mismo de aquellas cosas que por alguna razón habían escapado de su alcance y lo primero que David dice es: Bendice alma mía al Señor y bendiga todo mi Ser su santo nombre.

Cuando sufrimos nos concentramos tanto en nosotros que nos olvidamos de Aquél que gobierna sobre Su trono, aquél que se enseñorea sobre todo; sin embargo, si hay un lugar al que nosotros debemos mirar en medio del dolor es al cielo, de donde viene nuestro socorro y al contemplarlo a él alabarlo.

Siempre vamos a luchar con la tendencia de renegar o quejarnos de la situación; siempre vamos a ser inclinados a usar nuestros labios para añadir despropósito a Dios; pero es allí cuando debemos recordarnos la Palabra de Dios y levantar nuestras manos al cielo hacia el único Soberano que permite todas las cosas según el designio de Su voluntad.

la razón por la que tu y yo podemos alabar y bendecir a Dios en medio del sufrimiento es porque estamos seguros que él habrá de usarlo para nuestro provecho y bien. eso puede sonar contradictorio, pero es exactamente la forma en la que Dios trabaja. ?¿Que tal si hoy, en medio de lo que sea que estés atravesando, te detienes y alabas el nombre del Dios que gobierna en el cielo?

Mañana continuaremos hablando de este precioso salmo.

Jacobis Aldana (168)

Pastor y plantador de iglesias en Santa Marta, Colombia, es Licenciado en Artes y Estudios Teológicos del Miami International Seminary (MINTS). Sirve como Director Editorial de Soldados de Jesucristo y como director de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega. Jacobis además es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano. Está casado con Keila y es padre De Santiago y Jacobo.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

0%