Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Fuerza bruta

todaydiciembre 26, 2022 47

Fondo
share close

Fue Sansón a Gaza y vio allí a una prostituta y se llegó a ella…Pero Sansón durmió hasta la medianoche; y a la medianoche se levantó y, tomando las puertas de la ciudad con sus dos pilares y su cerrojo, se las echó al hombro y las subió a la cumbre del monte que está delante de Hebrón.

Jueces 16:1,3

¿Cómo es que Dios usa a un hombre pecador de semejante manera? Dios puede usar hasta al diablo mismo para llevar a cabo sus planes soberanos.

La historia de Sansón es tal vez una de las más trágicas de la biblia. Después de ser llamado por Dios sobrenaturalmente y de recibir una encomienda de consagración, fue investido con una fuerza excepcional para pelear contra los enemigos de Israel; sin embargo, contrario a ver un héroe ejemplar, lo que vemos es a un hombre sin escrúpulos, lujurioso y arrogante; pero que una y otra vez es usado por el Espíritu de Dios que venía sobre él.

Esto es una muestra de que alguien puede usar los dones de Dios para servirse a sí mismo mientras su vida delante de Dios es un desastre. Esto es importante en un mundo que mide todo por las apariencias externas.

La verdadera espiritualidad no debe ser medida por nuestras habilidades, dones o activismo; nuestra espiritualidad está medida por el fruto que el Espíritu produce  y en cómo no sometemos a Dios aún cuando no somos observados por nadie.

Nadie está fuera del alcance de este peligro. Sostener nuestra vida cristiana sólo con las apariencias es sostenerla con hilos de seda que pronto se romperán.

Recordemos además que nuestros dones no son nuestros, son del que nos los dio, son un regalo y debemos usarlo para Su gloria y no como nuestra carta de presentación de lo que somos o pretendemos transmitir ser.

El Señor nos ayude.

Jacobis Aldana (171)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

0%