AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Orando para interceder por otros

todayfebrero 2, 2023 106

Fondo
share close
AD
AD

Cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos.

2 Corintios 1:11

Si Dios es soberano, ¿por qué oramos? ¿Puede nuestra oración cambiar circunstancias? Ciertamente hay un misterio en la manera en que la soberanía de Dios y la oración se encuentran o se conjugan. En efecto, Dios es Soberano, pero la Biblia nos manda orar, lo que indica que hay cosas que no sucederán a menos que oremos por ellas.

Pablo da gracias a Dios por haber sido librado de fuertes padecimientos los cuales le sobrevinieron en Asia, incluso fue salvado de la misma muerte. El Apóstol reconoce el consuelo de Dios y su obra, pero también reconoce la forma en que los hermanos de Corinto cooperaron con oración; el resultado es la Gloria al Señor.

En ocasiones nos preocupamos mucho por nuestras propias necesidades, pero vemos con poca importancia el orar por otros. Es como si nuestra fe en oración sólo alcanzara para creer lo que Dios puede hacer en nuestras vidas y no en la de otros.

Nosotros debemos orar en intercesión toda vez que tengamos la oportunidad. Hay cargas que Dios pone en nuestros corazones por otras personas para él hacer su voluntad y luego recibir mayor Gloria.

El salmista lo expresó así: El deseo de los humildes oíste, oh Jehová; Tú dispones su corazón, y haces atento tu oído (Sal 10:17)

Si tienes deseo de orar por alguien; hazlo ahora, eso es lo que Dios va a usar para mostrar su obra. Si Dios trae a tu mente o a tu corazón la necesidad de interceder por alguien ya sea en tus pensamientos o por alguna situación que te haya sucedido recientemente, no pierdas la oportunidad de cooperar con Dios con tus ruegos y traer así mayor Gloria a su nombre, para que, cuando algo suceda, no digas que fue una casualidad o que pasó porque fue asunto del destino sino porque es la respuesta a una oración contestada. ¡Bendito sea nuestro Señor!

Jacobis Aldana (172)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

AD

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

AD
AD
AD
AD
0%