AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

La frustración distorsiona la realidad

todaymarzo 14, 2023 55 2

Fondo
share close
AD
AD

Y los hijos de Israel les decían: Ojalá hubiéramos muerto a manos del SEÑOR en la tierra de Egipto cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues nos habéis traído a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud.

Éxodo 16:3

Dicen que la frustración nos ciega, y yo agregaría que también nos hace insensatos.

Es común que nos encontremos en situaciones que definitivamente no son lo que esperábamos, en las que nos sentimos solos y desamparados por causa de no ver lo que deseamos cumplirse y nuestra primera reacción es comenzar a buscar culpables. A veces esos culpables aparecen rápido, muy cerca de nosotros, a veces nos señalamos a nosotros mismos, lo cual añade más frustración a la frustración, pero nuestra peor reacción es sin duda culpar a Dios.

Este es el caso de los Israelitas, ellos habían salido con mano poderosa de una tierra donde eran esclavos, donde no tenían nada, y ahora eran llevados a una tierra que prometía ser de mucha bendición, en el camino habían visto grandes manifestaciones del poder y el cuidado de Dios diariamente, pero ahora están aquí, renegando De Dios porque todo lo que hacía era enviarles un pan milagroso del cielo. Wow, eso es increíble.

Se parecen al niño caprichoso que dice a su padre: tú me odias porque me das un helado de vainilla pero yo quiero una de chocolate.

La frustración que tenían los llevó a distorsionar la percepción de su realidad, tanto que hasta desearon volver a la esclavitud solo porque allá podían comer una comida variada. ¿Díganme si esto no es una insensatez? Y no solo eso, ellos al mismo tiempo estaban diciendo que Dios era un despiadado, un homicida perverso que los había sacado de Egipto para llevar a cabo una masacre en el desierto, el reproche ya iba lejos, esta es una acusación seria.

Pero es así como se ve en medio de la frustración el que solo se ve a sí mismo y no a Dios. Se percibe como víctima, como quien está llevando la afrenta del sufrimiento sobre su espalda, y cuando eso sucede, cuando se concentra solo en él, Dios es desdibujado, la percepción de su imagen se distorsiona.

Que nuestra reacción al no ver las cosas salir como lo esperamos, no nos lleve a dejar de ver la bondad y el cuidado de Dios, aun en aquellas. cosas que consideramos insignificantes. Dios no pierde su cuidado por los suyos y su bondad nunca deja de manifestarse incluso en nuestros momentos más oscuros. En el sufrimiento, quitemos la mirada de nosotros y pongámosla en el autor y consumador de nuestra fe.

Para meditar y profundizar : Isaías 41:1-20

Jacobis Aldana (172)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

AD

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

AD
AD
AD
AD
0%