AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Consejería

Criando bíblicamente

todayenero 17, 2024 117 8

Fondo
share close
AD

La palabra de Dios nos da suficientes herramientas para poder criar biblícamente a nuestros hijos. Aca algunas orientaciones tomadas de las escrituras.

I. Sea un ejemplo de quién quiere que sus hijos se conviertan:

Jesús dijo: “Porque os he dado ejemplo para que también vosotros hagáis como yo os hice”. Juan 13:15

Jesús dijo: “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre…” Juan 14:9

Pablo escribió: “Hermanos, sed imitadores de mi ejemplo…” Filipenses 3:17

Nuestro Padre Celestial interactúa con nosotros de manera consistente con Su amor descrito en 1 Corintios 13. “Porque el Señor a los que ama, los disciplina…” Heb 12:5-6. (De “Disciplina dentro del hogar” de Robert McGee).

  1. Aunque poderoso, nuestro Padre Celestial es paciente y soporta malos tratos. ¿Tú?
  2. El Padre es bondadoso y gentil hasta el punto de suavizar lo que sería duro. ¿Tú?
  3. No envidia a sus hijos nada de lo que tienen. ¿Tú?
  4. Él no trata de menospreciar a Sus hijos fanfarroneando o alardeando. ¿Tú?
  5. El Padre no se deja irritar, provocar, exasperar o enojar. ¿Tú?
  6. El Padre no mantiene una larga lista de fracasos pasados para pasar por alto nuestras cabezas. ¿Tú?
  7. No se alegra de los fracasos de sus hijos. ¿Tú?
  8. Él todo lo soporta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta sin desanimarse ni perder el coraje ni renunciar a sus hijos. ¿Tú?

II. Cree un ambiente hogareño saludable, de aceptación y de amor:

“Así que, como escogidos de Dios, santos y amados, vestíos de un corazón de compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia; soportaos unos a otros… y.…Más allá de todas estas cosas, vestíos de amor…” Col 3:12-14

Diles repetidamente:

Te amo sólo por lo que eres.

Puede que no siempre me guste todo lo que haces, pero siempre te amo a ti.

Estoy orgulloso de ti.

Me alegra que seas mi hijo/hija.

Estoy satisfecho contigo, quién eres, tu personalidad. ¡No sólo te amo, sino que también te quiero mucho!

Da mucho cariño físico junto con tus palabras.

III. Distinga entre la personalidad de un niño y su desempeño:

Trátelos como dignos porque son personas creadas por Dios, no porque se desempeñen bien. “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños [niños], porque os digo que sus ángeles en el cielo ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos”. Mateo 18:10

IV. Disciplina utilizando principios bíblicos definidos de paternidad:

“Padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del Señor”. Efesios 6:4

“Porque la disciplina corporal es de poco provecho, pero la piedad para todo es provechosa, pues tiene promesa para la vida presente y también para la venidera”. 1 Timoteo 4:8

La disciplina tiene que ver con el futuro: cómo amar y ayudar al niño a convertirse en un adulto maduro que permita que Jesucristo dirija sus vidas. El castigo tiene que ver con el pasado, con satisfacer mis emociones de dolor o enojo por mis expectativas sobre lo que el niño hizo o no hizo. ¡Cristo tomó nuestro castigo en la cruz! Disciplinamos a nuestros hijos para que puedan crecer, no los castigamos para resolver nuestras emociones. Hebreos 12.

Cree reglas escritas para el comportamiento familiar que se apliquen de manera realista a toda la familia, incluso a los adultos. Tres tipos de reglas en una familia:

1. Reglas de Valor: ¿Qué carácter moral vivo, enseño y oro para que Dios crezca en mis hijos?

Proverbios es el libro de texto de Dios sobre los valores morales y la crianza de los hijos.

2. Reglas de proceso: Reglas temporales funcionales que abordan la responsabilidad de un niño o una necesidad familiar.

Quién lava los platos en qué días. Quién saca la basura y en qué días. Haz tu cama, lávate los dientes. Hora de dormir y toques de queda.

Recuerde: ¡Los niños no hacen lo que usted espera, los niños hacen lo que usted INSPECCIONA! Los padres deben seguir y verificar constantemente lo que les dice a sus hijos que hagan. No le diga a un niño que haga una tarea y luego desaparezca y nunca siga para verificar que el niño haya completado la tarea. Muchos problemas y conflictos se refieren a las Reglas de Proceso con niños y jóvenes.

Ser consciente de la percepción y los conflictos de equidad entre los niños.

3. Reglas de corrección: Los padres predefinen cómo manejarán muchos de los problemas que surgen en el comportamiento de un niño. No sea un padre con una única herramienta de corrección. En la medida de lo posible, centre el comportamiento del niño en las recompensas y privilegios positivos de la vida en lugar de perder siempre algo.

Posibles opciones entre otras:

Restricción de tiempo, de espera, Pérdida de privilegios, Recompensas, Aprobación verbal, usar la vara (termino bíblico) (Usado raramente para mentir flagrantemente intencionalmente, rebelión intencional abierta o desafío, etc. No comportamientos infantiles inmaduros… como leche derramada) etc.

Evite la disciplina verbal: controlar el comportamiento de un niño a través del dolor emocional. Recuerde: las palabras se usan para explicar, las acciones se usan para disciplinar.

V. Tenga en cuenta el objetivo

Jesús dijo: “Dejad a los niños, y no les impidáis venir a mí, porque de los que son como estos es el reino de los cielos”. Mateo 19:14

El objetivo es desarrollar un niño maduro que conozca la realidad de nuestro misericordioso Señor Jesucristo y tome decisiones sabias de acuerdo con los principios bíblicos. Queremos integrar la vida y la verdad de Dios en sus vidas, no simplemente detener o cambiar un problema o mala conducta porque te irrita.

V. Practica el perdón y la aceptación:

“Sed bondadosos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros…” Efesios 4:32

Si lo arruinas o te equivocas, pídele humildemente a tu hijo que te perdone.

Concede el perdón a tu hijo. Espere que repetidamente tomen decisiones equivocadas porque son niños con una naturaleza pecaminosa como la nuestra. No espere que una sola corrección “arregle un comportamiento problemático” de por vida. La corrección excesiva puede conducir al abuso. La enseñanza repetida, la corrección, el estímulo, las consecuencias y las recompensas son la forma en que Dios nos hace crecer hasta la madurez en Cristo.

Recuerde: Arreglamos cosas, hacemos crecer a los niños.

Enseñe a los niños a esperar ser ofendidos y agraviados en la vida y que su valor y propósito en la vida no depende de las opiniones de los demás sobre ellos. Enséñeles a perdonar porque es saludable y por el ejemplo de Cristo perdonarnos. Perdonar a los demás no se trata de cambiar a la persona que nos lastimó, sino de liberarnos del dolor controlador que otros pueden causar.

VII. Cómo expresar amor a tus hijos:

Tiempo: Los niños deletrean amor TIEMPO. Realice muchas actividades familiares e individuales con ellos.

Afecto físico verbal: ¡¡¡Abrazar seguido!!! Escriba notas especiales sobre ellos. Atención enfocada, contacto ojo a ojo, tiempo cara a cara. Regalos ocasionales o recompensas económicas.

 

Al final recordemos que los hijos son herencia de Jehova. Dios nos fortalezca para criar a nuestros hijos biblícamente.

Richard Patzke (23)

Richard tiene una amplia experiencia en el campo de la consejería bíblica. Se desempeñó en Scope Ministries en Oklahoma de 1978 a 1993 como Consejero, Director de Consejería, Director de la Sede, Director de Ministerios Internacionales y de Campo. Antes de Scope, sirvió en iglesias como pastor asociado y como ministro de música y juventud.

Desde que iniciaron su ministerio Christian Ministry Concepts en 1993, Richard a servido a la comunidad local con Consejería Bíblica para individuos, parejas y familias. También ofrecen clases de matrimonio, crianza de los hijos, manejo de la ira y recuperación de adicciones en asociación con ministerios e iglesias locales. Además, han brindado capacitación en Consejería Bíblica a más de 500 pastores en Centroamérica y el Caribe.

Richard tiene una Maestría en Consejería Bíblica de la Escuela Internacional de Teología, una Maestría en Ministerio de la Escuela de Ministerio MetroChurch, una Licenciatura en Educación Musical de la Universidad Estatal de Florida.

AD

Escrito por Richard Patzke

Valóralo

AD
AD
0%