AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

VCL

Cristo en el libro de Números

todayabril 12, 2024 75 3

Fondo
share close
AD
AD

Soy Michael Bell nuevamente con el reto VCL, en el cual estamos aprendiendo de memoria un versículo Cristológico de cada uno de los sesenta y seis libros de la Biblia. Y estamos en el libro de Números, aprendiendo Número 21:9 Y Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre el asta; y sucedía que cuando una serpiente mordía a alguien, y este miraba a la serpiente de bronce, vivía”.

Interesante este pasaje porque a primera vista, no parece tener nada que ver con el Señor Jesucristo. Pero cuando leemos el Nuevo Testamento y llegamos al Evangelio de Juan 3, nos encontramos con una entrevista que hace Nicodemo, un rabino, un líder miembro del sanedrín que se acerca a Jesús de noche, para hacerle unas preguntas. Y Jesús, en esa conversación se revela a Nicodemo en el sentido de que él da a entender quién es él. ÉL es el hijo del hombre, ÉL es el Mesías. Y en esa misma conversación, Jesús nos ayuda a interpretar este pasaje. Escuchen lo que lo que dijo Jesús:

“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el hijo del hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree no se pierda más tenga vida eterna”.

Este pasaje es importante para mí, porque me di cuenta en algún momento que yo no sabía cómo interpretar la Biblia. Claro, entendía que las profecías del Antiguo Testamento se referían a Jesús. Entendía que los tipos del Antiguo Testamento se referían a Jesús, pero adicional a ese tipo de referencia a Jesús, hay una clase de pasaje que podemos llamar misterio. Pasajes raros, extraños, como encontramos en el libro de Números, palabras y textos que son enigmáticos, que son un misterio de verdad que sólo puede ser aclarado por la persona de Jesús. EL Señor Jesús al leer este pasaje, sabía que esto representaba lo que él iba a hacer. Porque el asta representa la cruz. Y las personas que sufrían por las mordidas de las serpientes representaban a nosotros, que hemos sido malditos, maldecidos por el pecado. Y somos víctimas que nos estamos muriendo no sólo física, sino espiritualmente gracias a ese veneno.

Por último, él es la serpiente puesta en el asta, el crucificado y todos los que miramos hacia Jesús somos salvos, somos sanados espiritualmente hablando. El pasaje es extraño, porque en primera instancia, podemos observar algo que el mismo Moisés había prohibido, la idolatría. La prohibición está en los Diez Mandamientos, no usarás imagen y aquí tenemos una imagen. Tenemos una serpiente de bronce y el mandato de Jehová a través de Moisés guiando al pueblo, si están muriendo, miren a esta imagen para su salvación. Esto sólo tiene sentido si entendemos que Cristo es la imagen, la imagen de Dios.

Pero usted me dirá, Pero Michael, todavía no entiendo cómo es posible que una serpiente sea la imagen de Dios. Entendería si fuera un becerro, un cordero o algo así. Como vemos en los sacrificios del Antiguo Testamento, ¿Pero una serpiente? bueno prosigamos para que pueda explicarles. Ahora, si lo pensamos bien, nos topamos por primera vez con la serpiente en el huerto de Edén. Satanás entra en una serpiente para engañar a Eva. Y después del pecado viene Dios para maldecir. Maldice primero a la serpiente, después a la mujer, después al hombre. Maldiciendo la creación completa, las plantas, los animales, la tierra, hasta las estrellas. Todo el universo es maldecido, y vemos que la primera en recibir la maldición fue la serpiente. Y bien puede la serpiente entonces representar lo que es maldición.

Esto es lo que enseña también el apóstol Pablo en el libro de Gálatas 3:13 dice: “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero”. Así que, cuando vemos en los Evangelios y en Isaías 53, y en otros pasajes la manera grotesca en la cual Jesús muere en la cruz, después de golpes después de toda la sangre después de los látigos. Después de todo eso, él llega a ser una figura grotesca, horrible, horrenda, que ni siquiera queremos ver algo tan feo como el Jesús crucificado.

Y las razones son obvias, ya que en ese momento él ha llegado a ser nuestra maldición. Recibiendo la culpa de nuestros pecados en sí mismos. En ese momento es rechazado hasta por el Padre, Porque el Padre no puede aguantar el pecado. Acá vemos que Jesús es la serpiente maldita por nosotros.

Ese es el amor del Señor Jesucristo. Ahora te pregunto si Cristo está en cada página de la Biblia. No debería estar en cada página de tu vida y la mía.

AD

Escrito por Michael Bell

Rate it

Publicaciones similares


AD
AD
AD
AD
0%