RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Palabra de Gracia

17:00 17:28

Programa actual

Palabra de Gracia

17:00 17:28


CONECTADOS 2

Carl Arne Horstran 06/15/2021

[PODCAST]

En casa, de camino, en el trabajo, comiendo, esperando, paseando, en tierra, mar y hasta en el aire. Miles de antenas y satélites, y más de mil millones de kilómetros de cableado submarino, permiten que, dondequiera que nos encontremos, no perdamos nunca la conexión.

De los casi 8 mil millones de habitantes que hay en el mundo, 4 mil millones de ellos son usuarios de alguna red social, alrededor de 5 mil millones son usuarios de internet y más de 5 mil millones disponen de un teléfono móvil o celular. Por diferentes motivos y circunstancias, quién no se ha encontrado con la realidad de verse repentinamente sin conexión a Internet. Puede ser en medio de una partida de un juego online, al conectarse a la entidad bancaria, realizando algún trabajo, subiendo o bajando un vídeo, escuchando música, en clase virtual, en fin, las circunstancias pueden ser infinitas y de acuerdo a ellas también nuestras reacciones. En cualquier caso, la sensación de impotencia que experimentamos al perder la conexión es, sin duda, algo generalizado. Hoy en día, con los tiempos que corren, nadie concibe una vida sin conexión.

Necesitamos poder comunicarnos, estar informados, hacer vida social, enviar y recibir mensajes, expresar sentimientos y opiniones, mostrarle a los demás cómo somos, nuestros logros y destacar, si es posible. Estar conectados también nos permite llevar a cabo cuestiones muy necesarias como buscar trabajo, realizar gestiones, pedir citas previas, conversar con un ser querido, hacer la compra…; y todo esto es factible realizarlo por medio de ese pequeño artilugio que cabe en nuestros bolsillos: el teléfono inteligente.

Oye ¿Cuál es el país más pequeño del planeta? No lo sé, pero pregúntale a Google, o a Cortana o o Bing o a Siri. ¿Conoces algún buen restaurante cerca? La verdad es que no, pero, déjame que lo mire. Conexión: sin ella nos costaría mucho sobrevivir en el mundo actual.

El gran avance y éxito de las tecnologías relacionadas con la conectividad se debe, en realidad, principalmente a un fenómeno tan sencillo y, en cierta manera banal, como lo es la necesidad humana de sentirnos integrados, nuestra necesidad de socializar.

De igual manera sucede con nuestro ser interior. De ahí la existencia de las religiones, que es una realidad desde tiempos inmemoriales. Y la religión no es otra cosa sino el intento humano de conectarse con un ser superior. Ahora bien, aunque el cristianismo es definido como otra religión más, lo cierto es que hay una enorme diferencia, un abismo diría yo, con respecto al resto.

La Biblia dice: “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él” Juan 3:17. y también “llamarás su nombre Emanuel, que significa. Dios con nosotros” Isaias 7:14.

Cristo Jesús jamás se presentó como el fundador de una religión, de ninguna clase. Esto significa que él no vino en primer lugar a darnos instrucciones de moralidad que, en caso de cumplirlas, nos permitan alcanzar el agrado de Dios y, de esa manera, consigamos conectarnos con él. Jesús es el ‘enviado de Dios’. En él, Dios vino a nosotros. Él es el puente, el camino; en él, y por medio de él, se dan cumplimiento a todas las demandas morales de Dios, cubriendo todas y cada una de nuestras innumerables carencias, que nos separan de él. No para que nosotros vivamos de

Cualquier manera, sino para permitirnos, en todo momento, vivir cerca de Dios; en conexión permanente con él. Tu ser interior necesita urgentemente conectarse con Dios. Ábrele tu vida. Dile: Jesús, hoy vengo a ti para que quites de mi todo aquello que interfiere en mi comunicación con Dios. Límpiame, cámbiame, lléname. Amigo y amiga, no desprecies la que con creces es la conexión más importante de tu vida. Soy Carl, hasta siempre.