06/16/2022  /  Sebastián Winkler

La clase de fe del samaritano que regresó es la que pone los ojos en Dios, y no se deslumbra por un milagro. Esa clase de fe es la que salva. El Señor se lo dice, tu fe te ha salvado. Sus compañeros ya no tienen lepra, él recibe el perdón de sus pecados.