play_arrow

Un Dia a la Vez

Dios Nos Diseñó Con Emociones

micJacobis Aldanatodayagosto 9, 2022 9

Fondo
share close
  • cover play_arrow

    Dios Nos Diseñó Con Emociones Jacobis Aldana


“José ya no pudo contenerse delante de todos los que estaban junto a él, y exclamó: «Hagan salir a todos de mi lado». Y no había nadie con él cuando José se dio a conocer a sus hermanos. Lloró tan fuerte que lo oyeron los egipcios, y la casa de Faraón se enteró de ello.” Génesis 45:1-2 NBLA

Dios nos diseñó con emociones para que por medio de ellas pudiéramos expresar nuestros sentimientos. La felicidad, la tristeza, la frustración, todas ellas encuentran su expresión en las risas, los llantos, los lamentos y muchas otras formas.

José había estado aguardando este momento por años y por fin llegó. Ahora tenía que descubrirle su verdadera identidad a sus hermanos y qué momento tan emotivo.

Se nos dice que ya no podía aguantar más. Tanto que tuvo que mandar a todos sus sirvientes a salir para llorar como nunca lo había hecho.  Con todas sus fuerzas. No podemos decir qué sentía José en ese momento, pero me inclino por pensar que era una mezcla de muchas cosas: alegría, rabia, frustración, impotencia; todas ellas encontraron su camino en un lamento incontenible.

Algunas personas se niegan a las emociones, las ven como una muestra de debilidad, lo cierto es que no hay nada de malo en ellas cuando son una expresión de lo que hay dentro de nuestros corazones.

Jesús mismo expresó estas emociones. El lloró, exclamó lamentos, gimió con dolor porque era parte de su humanidad. Una forma de mostrar su vulnerabilidad y su dependencia de Dios.

No siempre es el caso, pero muchas personas que nunca muestran sus emociones cargan con un sentido de autosuficiencia. Como si ellas pudieran resolverlo todo. Eso no quiere decir que los que lloran por todo son lo contrario, pero si refleja algo que puede estar anclado al corazón.

¿Cuándo fue la última vez que lloraste a solas? ¿Cuándo fue la última vez que estuviste genuinamente conmovido por algo y a solas, donde nadie te veía y convertiste tus lágrimas en una oración a Dios?

Si estás pasando por días difíciles, tanto que no puedes contener el llanto, no importa, eso no significa que estás perdido o derrotado, lo que significa es que ahora estás listo para correr a los brazos del padre celestial.

La Biblia dice, bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.


Un Dia a la Vez

Rate it
0%