01/01/1970

A pesar de que Zacarías había orado por un hijo, y soñado con ello, las circunstancias únicas hacen que él experimente temor e incredulidad. La señal y consecuencia de esto es la mudez de Zacarías. A veces es difícil entender los planes del Señor, y confiar en que lo que Él hace es lo mejor.