01/01/1970

Dios cumple sus promesas: desde el primer libro de la Biblia hay una promesa de Dios. Todo el mal provocado por el pecado y la desobediencia de los hombres no será para siempre. Yo los voy a salvar, ha dicho el Señor. Jesús es el cumplimiento de esa promesa. Dios mismo, haciéndose hombre.