06/13/2022  /  Sebastián Winkler

El Evangelio no se trata simplemente de aceptar con nuestra mente verdades evidentes (aunque sí es necesario esto), sino de que los ídolos de nuestro corazón sean quitados.