01/01/1970

Si nosotros negamos a Jesús, es porque en realidad no somos suyos, por tanto, en el día del juicio Él no nos reconocerá como sus ovejas.