RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual


Alegrías

Carl Arne Horstran 04/13/2021

[PODCAST]

Vivimos de los momentos de alegrías. Son a menudo el balón de oxígeno que necesitamos en un mundo que es asfixiante y muy exigente. Esas pequeñas, o grandes ocasiones, en las que parece que la vida nos sonríe. Esos momentos en los que compartimos recuerdos y anécdotas con personas a las que estimamos. Momentos únicos, como cuando acabamos con éxito los estudios, conseguimos el primer trabajo, o en estos tiempos da igual que sea el primero el segundo o el último; el solo hecho de conseguir uno, aunque no sea el soñado, ya es más que suficiente. El día de cobrar, de celebrar algún éxito deportivo de nuestro equipo. ¡Qué te voy a contar! Esos son los momentos que parece que nos motivan a seguir viviendo; momentos que rompen con la rutina cotidiana y nos aportan algo de fuerza vital para afrontar otro día.

La Biblia dice: “Todas mis fuentes están en ti” (Sal 87:7), en alusión a una realidad que va más allá de la comprensión humana. A lo que se refieres es a una relación entre Dios y cada persona que, aunque sea inexplicable, es una realidad tangible. Las cosas de Dios no son esotéricas. No es ocultismo, porque se basan en una relación persona con persona. Se ha creado, a lo largo de la historia, todo tipo de mitos, cuentos, leyendas y misterios en torno a la figura de Dios; solo por el hecho de que no le vemos. Sin embargo, él es la luz, y la única forma de conocerlo es personalmente. No por estudiarle, sino, insisto, personalmente. Mencionaba al comienzo esos momentos de felicidad que suponen muchas veces nuestro aliento de vida. El salmista dijo: “Todas mis fuentes están ti”. La experiencia de conocer a Jesucristo, es más, mucho más, que un balón de oxígeno de felicidad; pero también es eso (Jn 17:3). Nunca podría llegar a describirte al completo, lo que supone vivir una vida, día a día, en armonía con Dios. Por eso, vívelo tú directamente; no solo por tu felicidad sino también por tu futuro. Cree hoy a Jesús; él único capaz de conectarte con Dios.  Soy Carl, hasta siempre.