Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Evangelistas de tiempo completo

todayoctubre 31, 2022 74

Fondo
share close

Te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones

Filemón v10

Dios puede sacar bienes de males, esa es una máxima de la vida que no necesita mayores pruebas; por tanto, nuestra fidelidad al Señor es algo que debemos mantener en las buenas situaciones y también en aquellas que no nos parecen tan buenas y esto es todavía más relevante en lo que a compartir el Evangelio con otros.

La Biblia nos recomienda anunciar el Evangelio a toda criatura y también nos urge a hacerlo a tiempo y fuera de tiempo.

Pablo había sido llevado preso por causa del Evangelio a Roma junto con algunos de sus colaboradores, pero tal encarcelamiento no fue un impedimento para continuar con la apasionante tarea de anunciar a Cristo, después de todo, la Palabra no estaba presa.

Es en medio de estas circunstancias que Onésimo, un esclavo que había escapado de la casa de su amo después de, aparentemente, haberle robado, es puesto por Dios en el camino del Apóstol. La Biblia no deja muy claro cuál es la razón de esta divina coincidencia, pero lo que si vemos es precisamente la intervención de Dios en favor de este esclavo fugitivo para salvación.

Toda situación y circunstancia, por muy terrible que parezca, es una buena oportunidad para anunciar el Evangelio. Dios pone personas a nuestro lado no por casualidad y debemos pedirle intencionalmente que nos permita poder hablar a otros de las buenas nuevas.

Esa es la manera en que a Él le ha plácido salvar al perdido; por medio de la locura de la predicación, por tanto no rehusemos a ser pregoneros de su soberano llamado.

Jacobis Aldana (171)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

0%