01/01/1970

Todos estos eventos tienen un propósito: generar en la gente la pregunta: “¿Quién será este niño?”. Dios prepara, de esta manera, la tarea que Juan va a realizar. Dios está con Él. Porque su misión será preparar los corazones del pueblo para recibir a Jesús.