Un día a la vez

Relacionándonos con Nuestro Padre en Oración

todayseptiembre 22, 2022

Fondo
share close

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

Mateo 6:9

Imagínate que se daña el motor de tu carro en plena carretera desértica y de noche, no tienes idea de cómo resolverlo, pero de repente se baja de un auto un hombre que muy amablemente se ofrece a ayudar, él toma su caja de herramientas, levanta el capó y pronto descubres que es nada más y nada menos que Henry Ford, el padre de los motores modernos.  Entonces piensas en medio de un suspiro: nada puede salir mal.

Esto es ficción por supuesto, pero el pasaje que leemos no puede ser más real. Tenemos a Jesús, el Hijo De Dios, instruyéndonos acerca de cómo orar al Padre.

Estas Palabras acerca de la oración son las más importantes jamás mencionadas y conviene que nos ocupemos de cada detalle.

Notemos como la primera palabra de esta oración es una que denota intimidad y una relación especial: padre nuestro. Así es como se describe la relación entre Dios y aquellos que él ha salvado. Es una relación cercana, como la de un padre con un hijo, es un vínculo estrecho que alcanzamos no por el hecho de ser creados, sino por el hecho de ser adoptados como hijos suyos por medio de la fe en Jesucristo, lo que nos hace partícipes de todos los privilegios de su paternidad.

Que Dios es nuestro Padre, no solo es una declaración significativa sino asombrosa y eso es lo que debemos recordar toda vez que oramos. Pedimos a un Dios que no es indiferente, que no es lejano sino todo lo contrario, uno tan cercano como un Padre.

Pero a pesar de ser una relación cercana, no es irreverente. La oración continúa: que estas en los cielos, santificado sea tu nombre. Esto reconoce que, si bien Dios es cercano, no es como nosotros, no está en el lugar de nosotros ni es limitado como nosotros.

Dios están sentado en su trono, de allí lo gobierna todo. Él es poderoso para obrar conforme a su voluntad.

Así que nuestras oraciones deben comprender el hecho de que nos dirigimos a un Dios cercano, compasivo como un padre, pero también poderoso para hacer su voluntad. Dios nunca está demasiado lejos como para que no le alcancemos y nunca demasiado cerca como para que ignoremos su grandeza. ¿no es eso asombroso?

Jaime Blandón Olivera (81)

Jaime Blandon es oriundo de Nicaragua, misionero plantador de iglesias. Casado con Jacqueline Guzman, con quien a procreado dos hijos: Jaimeline (9) James (8).
Actualmente se desempeña como Director de 516 Now Inc. Posee una licenciatura en Estudios Bíblicos del Rio Grande Bible Institute, MBA con énfasis en desarrollo de Proyectos del EUDE . Actualmente cursa un master en ministerios pastoral en el Midwestern Baptist Theological Seminary.

Es uno de los fundadores de Radio Stereo Resurrección.

Escrito por Jaime Blandón Olivera

Rate it

Artículo anterior

Una dia a la vez

Un día a la vez

Aprendiendo a Orar

Nosotros no sabemos cómo pedir lo que conviene, de modo que debemos trabajar en desarrollar la oración en nuestras vidas de manera apropiada. Podemos empezar pidiendo al Señor humildemente por sabiduría y que nos enseñe a orar mejor, pero sin duda, la mejor manera de hacerlo es informarnos acerca de quién es Dios y cuál es su voluntad y eso no viene de otra manera que leyendo las Escrituras.

todayseptiembre 21, 2022 3

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


0%