Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Devocionales

Devocional 1 Timoteo 1:12-17

todaymayo 7, 2019 1841

Fondo
share close

Doy gracias a Cristo Jesús nuestro Señor, que me ha fortalecido, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio; aun habiendo sido yo antes blasfemo, perseguidor y agresor. Sin embargo, se me mostró misericordia porque lo hice por ignorancia en mi incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más que abundante, con la fe y el amor que se hallan en Cristo Jesús. Palabra fiel y digna de ser aceptada por todos: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, entre los cuales yo soy el primero. Sin embargo, por esto hallé misericordia, para que en mí, como el primero, Jesucristo demostrara toda su paciencia como un ejemplo para los que habrían de creer en El para vida eterna. Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, a El sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

(1Timoteo 1:12-17)

Pablo acaba de decirle a Timoteo que el Evangelio es aquello que él debe predicar y enseñar. No las fábulas, no regulaciones humanas, sino el Evangelio que hace verdaderamente libre al hombre que cree en Jesús.

Y nos brinda su propio ejemplo…

Blasfemo, perseguidor de la iglesia, agresor, ahora convertido en ministro de Cristo, y un ejemplo del amor y la misericordia de Dios para que nosotros también podamos creer en esta palabra: Cristo vino al mundo a salvar a los pecadores.

Así como la vida de Pablo fue transformada por el poder del Cristo, así fue la nuestra. Y es el Evangelio, y solo el Evangelio, el que tiene el poder de cambiar a un pecador en un hijo de Dios.

Esa es la causa por la que nosotros debemos siempre enfocarnos en compartir simple y poderosamente, el Evangelio.

Jesús vino a este mundo a salvar a los pecadores, y  yo soy uno.

Gracias Señor!!!

Sebastian Winkler (213)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

0%