Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Historia

El impacto del Movimiento Puritano

todaydiciembre 9, 2022 325

Fondo
share close

Introducción:

Cuando hablamos de historia, nos referimos a aquellos eventos forjados en el tiempo por individuos, grupos o naciones. Si pensamos detenidamente, todos hacemos historia, pero no todas nuestras historias permanecen en el tiempo, pues al no causar impacto en la vida de los hombres, son relegadas a la barca del olvido y desaparecen con nuestra partida de plano físico.

Sin embargo, en la historia eclesial existe un grupo de personas conocidas como los Puritanos, que por su obra lograron impactar no solo en su momento, pero a través del tiempo. Ellos nos dejaron un testimonio de fe en tiempos difíciles, donde permanecieron “dulces, pacíficos, pacientes, obedientes y esperanzados bajo sostenidas y aparentemente intolerables presiones y frustraciones”.[1]

El legado Puritano hoy nos llena de asombro, admiración, pero también nos lleva a mirarnos en un espejo tanto de manera personal como eclesial. Su vida, piedad, compromiso con la predicación, el evangelismo e impacto social, nos dejan ver sin buscar mucho, que algo de lo esencial del cristianismo se perdió en el tiempo y que hoy de algún modo somos sombra de lo que el Señor espera.

Mi propuesta en este trabajo encuentra su base en los tiempos que vivimos, enfrentados como cristianos a un mundo secular, que cada día es más hostil a nuestra fe, pero que lo que mas necesita es a la iglesia. Creo que la obra Puritana, es una obra de gracia que el Señor nos dejo en el tiempo para animar, confortar, pero además para retarnos a vivir con verdadero compromiso en el siglo XXI. Dios nos ayude con tan gran obra de impacto ante nosotros.

I. El impacto de la piedad de los Puritanos

La pregunta de cajón es ¿Quiénes eran los Puritanos? Un historiador dice que El fenómeno puritano podría definirse como un movimiento en la iglesia inglesa, desde la mitad del siglo dieciséis hasta principios del dieciocho, que procuraba la reforma en la vida de la iglesia y una purificación individual del creyente. Era calvinista en su doctrina y pietista en su orientación.[2]

Para entender la obra Puritana, se debe de comenzar por lo esencial, un elevado compromiso con la piedad. Ellos consideraron que la vida espiritual era la base misma por la que toda la vida cristiana florecía. Bien se ha dicho “que la esencia del puritanismo fue su devoción, un énfasis en la conversión, en la religión existencial, y sincera”[3] cuanto eco hace esto con las Palabras de Pablo: “Ejercítate para la piedad…la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera”[4]

Para ellos, la oración, el estudio de la Palabra, la obediencia, confesión y vida eclesial se volvieron en lo que podríamos llamar, el arma secreta. Su amor por las escrituras, los llevo a la conclusión de que la fe cristiana agradable a Dios es aquella que basa sus practicas en la Biblia. Ellos adoptaron, “La norma del Nuevo Testamento sobre la santidad personal, la sana doctrina y el orden bíblico en la vida de la iglesia.”[5]

Ese sentido de necesidad de Dios les permitió llegar a ser hombres dedicados a la oración. Para un Puritano, la idea de no buscar a Dios en el día a día era pecaminoso. Era imposible pensar que las empresas de la obra del Señor o de la vida, pudieran alzar vuelo sin la consulta sumisa hacia su creador. Por esto, eran apasionado por la búsqueda del rostro de Dios, en ellos habitaba un espíritu que nos hace recordad la piedad de hombres como Noe, Abraham, José o Daniel.

Esta piedad era palpable en la vida práctica. Su ortodoxia los guio a desarrollar una ortopraxia piadosa. Había en ellos un elevado sentido de compromiso hacia el trabajo, el uso del tiempo, del dinero; siguieron el orden, el honor, el respecto a la justicia entre tantas otras virtudes. Esto ligado a tener un alto parámetro sobre el sexo y el uso de la lengua. Por ejemplo “El ministro Puritano Richard Baxter advirtió: “Cuídense del lenguaje sucio y obsceno y de las canciones de amor, y de esas trampas tan indignantes”.9 También agregó: “Cuídense de deleitarse en las novelas, los libros de ficción, las historias falsas y las noticias inútiles e innecesarias que corrompen la mente y hacen desperdiciar el tiempo”[6]

A pesar de que los Puritanos tuvieron que enfrentarse a enormes pruebas, tanto de reyes como de poderosos, es notable que siempre fueron considerados como personas de confianza. Siempre ocuparon puestos altos en la sociedad donde vivieron, ocupando cargos en el parlamento, la cámara baja, sus ministros sobresalían como hombre de gran fe, los miembros de las iglesias eran considerados dignos ciudadanos y hasta lograron tener a un primer ministro en Inglaterra, el muy conocido “Oliver Cromwell”[7].

Cuanto necesita hoy la iglesia de Cristo hombres como los Puritanos. Cuanto necesita nuestros países hombres como los puritanos. Cuanto necesitan nuestras familias hombres como los Puritanos. Es un ejemplo para seguir la piedad de estos hombres. Es increíble que a pesar del tiempo, su legado lejos de perderse en el olvido, brilla hoy y nos da esperanza al ver una fe viva, comprometida aun en medio de tiempos difíciles.

II. El impacto social de los Puritanos

Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención en nuestras iglesias latinas, es el desinterés por los aspectos sociales que afectan las vidas de aquellos que ministramos. Pareciera que la vida social no esta ligada a la espiritual. Los problemas de los pueblos parecieran sernos de algún modo ajenos. No buscamos como hacer cambios en pro del bien común, de la justicia, la prosperidad o la paz. Por otro lado, los que han tratado, por una piedad no formada han fracasado.

Sin embargo, el impacto de los Puritanos en esta área fue enorme. En ese tiempo, el rey estaba por encima de la iglesia, los puritanos se hicieron de algún modo enemigos del rey por su compromiso con el pueblo. Ellos pedían que la iglesia fuera purificada en la liturgia y organización; los puritanos querían una forma presbiteriana de gobierno. Esta insistencia en el cambio enojó tanto al rey que rechazó su demanda y declaró que el presbiterianismo “concuerda con la monarquía tanto como Dios con el diablo”.[8]

Este deseo de hacer la voluntad de Dios, choco con los poderosos, sobre todo con el rey, quien, a pesar de no ser afín de la iglesia episcopal, si miraba en el obispado un medio que le permitía control, pero además poder y estabilidad en su reino. A medida que el desacuerdo entre el rey y los puritanos aumentaba, comenzó a implicar muchos otros asuntos. Por ejemplo, enfrentó a aquellos que sostenían que el rey reinaba por derecho divino y los que decían que lo hacía por consentimiento del pueblo a través del Parlamento”.[9]

Esta postura a la postre llevo a acontecimientos diverso que hasta culminaron con el país en una “guerra civil” [10]. El pueblo soñaba con cambios radicales, la idea de un rey con sus impuestos no era muy popular. Esto, mientras el rey les daba poder a los acaudalados, quienes se enriquecían a costa del pobre. Al fin, el vaso se rebaso y había llevado a su límite el aguante de aquellas almas sufridas. El pueblo tomo acción y esto no hubiera sido posible sin la influencia de los Puritanos.

Al final, los tiempos de cambios llevaron a aquellas tierras, en 1640, los Puritanos se constituyeron en una especie de partido que respaldó al Parlamento en su confrontación con la corona. El puritanismo gobernó Inglaterra en la era de Oliverio Cromwell, que encabezó la primera revolución burguesa en el mundo.[11] Este cambio, llevo al país a prosperidad, “el episcopado fue eliminado”[12], mientras se hacían reformas profundas.

Algunas de estas reformas, llevo a una mejor manera de tener fondos para el gobierno sin crear nuevos impuestos. Leyes sobre el día del Señor, sobre el consumo de albohol entre otros vieron vida. Sin embargo, concluido el tiempo de Cromwell, se volvió a instaurar al monarca, quien comenzó la persecución en contra de los Puritanos. Ellos entonces “fueron expulsados de la Iglesia de Inglaterra y empezaron a ser conocidos, junto a otros protestantes no anglicanos, como «no conformistas[13]

Hasta acá, todos pensaríamos que el movimiento estaba erradicado. Sin embargo, muchas congregaciones se mudaron hacia Holanda y después a América. El impacto mayor y que aun nos toca socialmente hoy a nosotros, fueron los acontecimientos que sucedieron con aquellos Puritanos llamados también los padres peregrinos, que llegaron al norte de las América. “En 1620 en el barco llamado Mayflower. Antes de desembarcar, ellos prepararon “El Convenio del Mayflower” que aplicaba la idea del pacto de la iglesia a la vida política”.[14]

Se necesitarían muchas páginas para hablar sobre el impacto de estos Puritanos, que con su llegada pusieron el fundamento de lo que llegaría a ser la declaración de libertad religiosa, así como la constitución política de aquel gran país que ha llevado por medio de sus iglesias y por generaciones, el evangelio a todo el mundo. Los Puritanos fueron un grupo de cristianos unicos, con su fe basada en las Escrituras, lograron promover cambios que se miraban imposibles. Que impacto tan grande.

Esto solo me deja con un vacío mientras veo como el cristianismo hoy, sobre todo en Latinoamérica, es tan apático a ser parte de la vida social de los países donde ministran. Los Estados Unidos llegaron a ser una gran nación por el fundamento que pusieron muchos, pero sobre todo los Puritanos. En nuestras tierras hacen falta hombres como Moisés, Josué, los Jueces, José, Daniel y sus amigos o Nehemías. Hombres que miraban sus creencias como lo único que podría traer esperanza a los pueblos.

III. El impacto eclesial de los Puritano

El impacto de la piedad Puritana y su impacto social no fueran lo único. No podríamos concluir sin ahondar en su impacto eclesial. En mi mente aun está vivo el día que asistí a una iglesia evangélica por primera vez, esto solo unos días después de mi conversión. Recuerdo el impacto de las citas que el pastor daba en su sermón ese día. Aquellas palabras eran profundas, hermosas, llenas de esperanza, pero además de Dios. Aun sin saber quién era la persona citada, el nombre se me quedo grabado: “Matthew Henry”.

Como nuevo creyente, me todo un tiempo darme cuenta de que ese hombre no era ni siquiera del siglo en que vivía. Pero su impacto era tan grande que pronto me anime a buscar algo mas de él. Pero fue hasta los días del seminario que me di cuenta de que este ministro era parte de lo que llamamos el movimiento Puritano. Pero, este hombre no era el único que era y es citado todos los domingos en los servicios, en estudios, en conversaciones diarias o en publicaciones en el internet, esos hombres se cuentas por cienes.

El impacto en la iglesia es profundo. Su aporte a la iglesia se extiende en todas las áreas de estudio de teología. Fueron pioneros en la metodología de predicación expositiva y en tantas otras areas. Un libro cita: “Hay mucho más que aprender de los puritanos, Timoteo – cómo promovieron la autoridad de la Escritura, el evangelismo bíblico, la reforma de la iglesia, la espiritualidad de la ley, la guerra espiritual contra el pecado que reside en nosotros, el temor filial de Dios, el horror del infierno y las glorias del cielo”[15]

En la predicación, su forma de ver, estudiar, pero además de presentar un sermón son aún dignos de admiración y de estudio. “En la predicación puritana había redondez y equilibrio. La predicación puritana logró esta simetría de cuatro maneras”[16] 1: La escritura dicta el énfasis para cada mensaje. 2. Apreciación para todas las doctrinas bíblicas. 3. Amplia variedad de temas para el sermón. 4. Respaldada por una vida adecuada.

Además, ellos fueron parte importante en la Asamblea de Westminster, que a la postre llevaría a la consolidación del primer documento de fe en el mundo protestante. Esta confesión fue la base para que otras iglesia muy pronto vieran la necesidad de llevar sobre el papel sus propias creencias. En este particular, se logró impactar prácticamente a todos los grupos de iglesias desde aquellos días. Me asombro al pensar en cuanto impacto lograron estos creyentes.

Al final, ¿Qué decir de la literatura que produjeron? Los volúmenes son demasiados, se cuentan por miles. Entre ellos quien no ha oído o leído el Progreso del Peregrino de John Bunyan, el misterio de la providencia de John Flavel, Un cristiano en el cielo a pesar de la tierra de Thomas Watson, el contentamiento cristiano de Jeremiah Burroughs, como incrementar nuestra comunión con Dios de Mattew Henry, o que decir de los escritos de Richard Baxter, John Owen, Richard Sibbes o de hombres como Jonathan Edward que tomo de la copa de estos. (Anexamos lista completa de escritores en el apéndice).

Sus escritos son hoy riqueza en medio de la oscuridad, vientos nuevos que soplan del pasado, sonidos del cielo que nos llaman a volvernos, oh hermanos a Dios. Nuestro corazón late cuando escuchamos palabras como estas:

Eres el único y bendito gobernante, el Rey de reyes y el Señor de los señores, el único inmortal, que mora en la luz a la que nadie se puede acercar, a quien nadie ha visto ni puede ver.[17] Matthew Henry.

O estas:

Oh, Señor, envía hoy abundantes corrientes para limpiar, revivir, consolar, satisfacer y fortalecer todas tus iglesias. Señor, haz que beba de los ríos de tu gozo, porque tú eres la fuente de la vida[18] Robert Hawker.

 El impacto de los Puritanos en la iglesia ha sido enorme. Hoy son material de estudio en los seminarios, fuente de información para pastores, alumnos, escritores, historiadores y más. Mientras me quedo frizado ante tanto, casi pierdo la respiración al pesar sobre nosotros. Si nosotros la iglesia hoy, ¿Qué dejaremos como legado para las futuras generaciones? ¿Seremos recordados con tanto aprecio? ¿Seremos recordados como la generación que se apartó del Señor? ¿o podríamos escribir una nueva historia? El ejemplo puritano es fuente de inspiración, pero además de esperanza en que Dios puede volver a levantar un pueblo celoso de Él, si tan solo le buscaremos como estos hombres del pasado.

Conclusión:

Como hemos venido mencionando, nos tocó vivir en la era de la tecnología. Una era que a pesar de los avances tecnológico que lejos de llevar al hombre a la búsqueda de un bien, lo ha alejado de el. Poco a poco el hombre se enfrasca en el mundo digital, oponiéndose a Dios, como siempre en la historia, pero ahora con mas herramientas. En esta corriente de la historia estamos los creyentes, muchas veces fríos ante tanto desprecio de Dios.

Mientras vemos como el mundo se vuelve en contra de Dios y su iglesia, nos preguntamos ¿Qué podemos hacer? La respuesta ha estado todo el tiempo en las Escrituras. Sin embargo, la prueba práctica, tangible de que el ideal cristiano es posible, lo encontramos en la vida de los Puritanos. Hombres con una piedad única, compromiso social y un amor por la iglesia de Cristo. Y es que, al mirar hacia estos hombres, pecadores al fin, es que podemos encontrar esperanza y animo para los retos del hoy.

Si la iglesia quiere ser relevante a nivel personal y comunal, nos vendría bien estudiar e imitar a estos ejemplos de la fe, que aunque no están en las paginas de Hebreos 11, nos dicen que aquellas obras llevadas por Noe, Abraham, Moisés, Gedeón, David, Samuel entre otros, no eran metas alcanzables solo para un grupo privilegiados de hombres que se toparon cara a cara con Dios. Que la fe cristiana es relevante y poderosa, que supera las inclemencias del peor de los tiempos, avanzando poderosamente siempre que Dios encuentra hombres que le busquen.

Aún hay esperanza.

“Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras”

Jeremías 23:22

Apéndice:

Richard Alleine (1610/11–1681)

Isaac Ambrose (1604–1664)

William Ames (1576–1633)

Richard Baxter (1615–1691)

Lewis Bayly (1575–1631)

Anne Bradstreet (1612–1672)

William Bridge (1600–1670)

Thomas Brooks (1608–1680)

John Bunyan (1628–1688)

Anthony Burgess (1600–1663)

Jeremiah Burroughs (1599–1646)

Stephen Charnock (1628–1680)

David Clarkson (1622–1686)

Arthur Dent (died 1607)

Philip Doddridge (1709–1751)

William Gurnall (1616–1679)

William Guthrie (1620–1665)

Robert Hawker (1753–1827)

Matthew Henry (1662–1714)

George Herbert (1593–1633)

Ezekiel Hopkins (1633–1689)

John Howe (1630–1705)

John Owen (1616–1683)

Robert Parker (1564–1614)

Edward Reynolds (1599–1676)

John Robinson (1575–1625)

Richard Sibbes (1577–1635)

Nathanael Vincent (1639–1697)

George Whitefield (1714–1770)

Octavius Winslow (1808–1878)

Herman Witsius (1636–1708)[19]

 

 

[1] Sarles, K. L. (2009). Los puritanos ingleses: Un paradigma histórico de la consejería bíblica. En J. Sánchez (Trad.), La Consejería: Cómo aconsejar bíblicamente (p. 42). Grupo Nelson.

[2] Sarles, K. L. (2009). Los puritanos ingleses: Un paradigma histórico de la consejería bíblica. En J. Sánchez (Trad.), La Consejería: Cómo aconsejar bíblicamente (p. 42). Grupo Nelson.

[3] Beeke, J. (2008). La espiritualidad puritana y reformada: Un estudio teológico y práctico tomado de nuestra herencia puritana y reformada (J. S. Llamas & A. Valdez, Trads.; Primera Edición, p. 243). Publicaciones Faro de Gracia.

[4] Reina Valera Revisada (1960) (1 Ti 4:7–8). (1998). Sociedades B??blicas Unidas.

[5] Beeke, J. (2008). La espiritualidad puritana y reformada: Un estudio teológico y práctico tomado de nuestra herencia puritana y reformada (J. S. Llamas & A. Valdez, Trads.; Primera Edición, pp. 243-244). Publicaciones Faro de Gracia.

9 Richard Baxter, Christian Directory –Directorio cristiano– (London: Robert White, 1673), 272.

[6] Dever, M. (2013). ¿CRISTIANOS HEDONISTAS O RELIGIOSOS MOJIGATOS?: Los Puritanos y el sexo. En Sexo y la Supremacía de Cristo (p. 425). Centro de Literatura Cristiana.

[7] González, J. L. (2003). Historia del cristianismo: Tomo 2 (Vol. 2, p. 292). Editorial Unilit.

[8] Smeeton, D. D. (2006). La iglesia: De la Reforma al Presente: Libro de texto de estudio independiente (G. Féliz, Ed.; N. Reed, Trad.; Segunda edición, p. 82). Global University.

[9] Smeeton, D. D. (2006). La iglesia: De la Reforma al Presente: Libro de texto de estudio independiente (G. Féliz, Ed.; N. Reed, Trad.; Segunda edición, p. 82). Global University.

[10] González, J. L. (2003). Historia del cristianismo: Tomo 2 (Vol. 2, p. 284). Editorial Unilit.

[11] Ramos, M. A. (1998). En Nuevo diccionario de religiones, denominaciones y sectas (electronic ed.). Editorial Caribe.

[12] González, J. L. (2003). Historia del cristianismo: Tomo 2 (Vol. 2, p. 289). Editorial Unilit.

[13] Ramos, M. A. (1998). En Nuevo diccionario de religiones, denominaciones y sectas (electronic ed.). Editorial Caribe.

[14] Smeeton, D. D. (2006). La iglesia: De la Reforma al Presente: Libro de texto de estudio independiente (G. Féliz, Ed.; N. Reed, Trad.; Segunda edición, p. 82). Global University.

[15] Beeke, J. (2011). Aprende de los Puritanos I. En T. K. Ascol (Ed.), Querido Timoteo: Cartas sobre el ministerio pastoral (p. 163). Publicaciones Faro de Gracia.

[16] Beeke, J. (2008). La espiritualidad puritana y reformada: Un estudio teológico y práctico tomado de nuestra herencia puritana y reformada (J. S. Llamas & A. Valdez, Trads.; Primera Edición, p. 127). Publicaciones Faro de Gracia.

[17] Elmer, R., ed. (2020). Alcanzando el cielo: Oraciones de los puritanos (p. 3). Editorial Tesoro Bíblico.

[18] Elmer, R., ed. (2020). Alcanzando el cielo: Oraciones de los puritanos (p. 3). Editorial Tesoro Bíblico.

[19] Elmer, R., ed. (2020). Alcanzando el cielo: Oraciones de los puritanos (pp. 9-10). Editorial Tesoro Bíblico.

Jaime Blandón Olivera (94)

Jaime Blandon es oriundo de Nicaragua, misionero plantador de iglesias. Casado con Jacqueline Guzman, con quien a procreado dos hijos: Jaimeline (9) James (8).
Actualmente se desempeña como Director de 516 Now Inc. Posee una licenciatura en Estudios Bíblicos del Rio Grande Bible Institute, MBA con énfasis en desarrollo de Proyectos del EUDE . Actualmente cursa un master en ministerios pastoral en el Midwestern Baptist Theological Seminary.

Es uno de los fundadores de Radio Stereo Resurrección.

Escrito por Jaime Blandón Olivera

Rate it

0%