Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Ministerio

Modelo plural de ancianos

todayfebrero 10, 2024 5

Fondo
share close

¿Por qué el modelo plural de ancianos no solamente es efectivamente bíblico sino también beneficioso? Lord Acton (1834-1902) escribió: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto, corrompe absolutamente”. ¿Qué ha pasado en la mayoría de las iglesias con gobiernos piramidales en las que el obispo (aplican aquí también los que se creen “apóstoles”) ha tomado un lugar de supremacía antibíblico? Es un secreto a voces no sólo en la iglesia católica, sino también, en muchas iglesias pentecostales en las que la corrupción de los obispos ha sido una vergüenza. Nunca fue la voluntad del Señor que la iglesia fuera gobernada por una sola persona, de hecho, tal idea no se encuentra en las Escrituras. Un gobierno plural de ancianos, además de ser el patrón del NT permite (entre muchas otras cosas) un mejor equilibrio contra la tendencia humana al autoritarismo, el despotismo y el señorío sobre los creyentes. !Dios en sabio!

Desde el punto de vista del análisis de los términos, un anciano es tanto un pastor como un obispo. Sin embargo, hay una distinción entre estas palabras, ya que tanto poimén (pastor/guiador) como episkopé (obispo) subrayan la función de un presbítero (anciano), así, la función pastoral como la función episcopática. Ahora, el NT nos enseña que la dirección de la iglesia local, es el deber de un conjunto de ancianos (cf. Hec. 14:23; 15:2; 20:17). Esto significa que la iglesia local debe ser gobernada por una pluralidad de ancianos ya que este es el patrón del NT. Por supuesto, la pluralidad de ancianos es una manera de liderazgo complementario ya que es evidente que ningún anciano posee todos los dones requeridos para gobernar de manera particular. Por ello el complemetarianismo presbiteriano no sólo es el ideal, es de hecho, un patrón bíblico ya que cada uno de los ancianos aporta su fuerte al equipo (1 Tim. 5.17).

Así, y aunque todos los ancianos deben tener requisitos generales, algunos son más fuertes en la predicación y enseñanza, otros son más dotados para la administración de la iglesia local, otros son más dotados para la consejería bíblica y otros, más fuertes en el pastoreo. Es de esta manera que el liderazgo de la iglesia local ejerce su dinámica, trabajando de manera complementaria. Este modelo no solo permite un mejor funcionamiento del equipo pastoral, sino que también, es un contrapeso para la acumulación del poder de los modelos unipastorales y del diotrefismo (cf. 3 Jn. 9).

Escrito por Joel Torres

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


0%