01/01/1970

Juan es un nuevo Elías, que viene delante del Señor (Mal 4:5-6). Y el llamado de Juan será un llamado al arrepentimiento, al reconocimiento de nuestro pecado, a volver nuestros corazones al Padre.