RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual


FRAGILIDAD HUMANA

Carl Arne Horstran 06/19/2021

[PODCAST]

José Onofre Pizarro Caravantes nació en Santiago de Chile, en el seno de una familia de clase media, compuesta por padre madre y cuatro hermanos, de los cuales él era el mayor. José se formó en el Liceo santiaguino de Listarra, donde finalizaría sus estudios de manera exitosa, para trasladarse seguidamente a la ciudad portuaria de Valparaíso, con el fin de cursar estudios de literatura en la Universidad Católica. Posteriormente, sin acabar su carrera en dicha universidad, regresaría a su ciudad natal para incorporarse a la entonces emergente carrera de computación en la Universidad de Chile, tras la cual ejercería de profesor, demostrando ser un hombre extraordinariamente brillante.

Hasta aquí la historia de José Pizarro podría ser la de cualquier otra persona, ya que no difiere de la de otros tantos jóvenes que, como él, crecen en el seno de una familia de clase media, desarrollan una carrera universitaria y posteriormente pasan a integrarse a la vida profesional. Por eso, pocos habitantes de la capital chilena de Santiago podrían imaginar que el personaje que, durante más de 3 décadas deambulara por sus calles con un carro de supermercado lleno de enseres y libros de propia autoría y vestido de mujer, era en realidad José Onofre Pizarro Caravantes. Bajo los llamativos apelativos de “Divino anticristo”, “Isabelísima” o “Rey de Macedonia”, daba rienda suelta a sus desvaríos filosóficos y versiones propias de la historia reciente de la humanidad en sus manuscritos, por cierto, demostrando gran creatividad en el uso de diminutivos, aumentativos, superlativos y otras inflexiones curiosas como diosísimo, en referencia a Dios, o extratarrestrísimo, en referencia a él mismo, por medio de lo cual obtuvo bastante popularidad. Ahora bien, la pregunta natural que surge respecto a este personaje es

¿Qué fue lo que desató la locura en un hombre que había crecido en un ambiente de relativa normalidad? Un incendio en la casa familiar en la habitaba con sus padres unido a una posible ruptura amorosa, parece ser lo que desencadenó la esquizofrenia paranoide, que le sería diagnosticada años más tarde.

Según los investigadores, la combinación entre la genética, la química del cerebro y factores ambientales contribuyen al desarrollo de este trastorno; algo que me lleva a reflexionar sobre la vulnerabilidad y fragilidad de la mente humana. Si bien en algunos aspectos demostramos una capacidad enorme para superar adversidades, al mismo tiempo nuestra fragilidad resulta más que evidente.

La Biblia dice: “Hazme saber, Señor, mi fin, Y cuánta sea la medida de mis días; Sepa yo cuán frágil soy”. (Sal 39.4).

Y también: “Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por nosotros”.

Muchas veces, a causa de nuestra soberbia simulamos, como raza humana, fingimos ser capaces de desarrollar nuestra existencia al margen de Dios, pretendiendo así engañarnos a nosotros mismos, cuando, en realidad, nuestra necesidad de él resulta más que evidente a la luz de los acontecimientos que tienen lugar en el mundo. A nivel personal, puede que te consideres una persona normal, si es que existe tal definición, lo que, en cualquier caso, y estoy seguro de que lo habrás notado, no te exime de poseer la misma fragilidad propia de todos los seres humanos. Por eso, con mucho gusto, quisiera presentarte a alguien capaz de sostenerte, de levantarte cuando estás caído o caída. Alguien que demostró su incondicional amor entregando su vida por ti. Cree hoy en Jesucristo y aférrate a él. Soy Carl, hasta siempre.