Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

La hora de las tinieblas

todayagosto 1, 2022 48

Fondo
share close

Lectura: Lucas 22:47-53 (LBLA)

Mientras todavía estaba Él hablando, he aquí, llegó una multitud, y el que se llamaba Judas, uno de los doce, iba delante de ellos, y se acercó a Jesús para besarle. Pero Jesús le dijo: Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del Hombre? Y cuando los que rodeaban a Jesús vieron lo que iba a suceder, dijeron: Señor, ¿heriremos a espada? Y uno de ellos hirió al siervo del sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha. Respondiendo Jesús, dijo: ¡Deteneos! Basta de esto. Y tocando la oreja al siervo, lo sanó. Entonces Jesús dijo a los principales sacerdotes, a los oficiales del templo y a los ancianos que habían venido contra Él: ¿Habéis salido con espadas y garrotes como contra un ladrón? Cuando estaba con vosotros cada día en el templono me echasteis mano; pero esta hora y el poder de las tinieblas son vuestros. www.lbla.com

La hora ha llegado, los amadores de la oscuridad vienen por Jesús, es la hora de los malvados.

Tinieblas en el corazón de Judas: Judas, uno de los doce, es quien entrega a Jesús en manos de los que lo quieren matar. Con un beso. ¿Cuán entenebrecido puede estar un corazón? Judas ha andado con Jesús por tres años, lo ha visto sanar a los enfermos, extender su mano al que sufre, anunciar un Reino de gracia, pero es Satanás quien ha ganado su corazón.

Tinieblas en los discípulos: aunque Satanás no ha penetrado en sus corazones, los discípulos están llenos de confusión en esta hora. Intentan enfrentarse a la turba con espada. Y el Señor debe llamar su atención. Esto es necesario, así debe ser, déjenlos hacer lo que quieren, esta es su hora.

Los siervos de las tinieblas: Los sacerdotes y escribas, que reclaman ser los dueños de la verdad, se han convertido, paradójicamente, en siervos de la oscuridad. Y vienen a Jesús en medio de la noche porque lo que quieren hacer es vergonzoso. Los hijos de Dios no se mueven en la oscuridad, sino que buscan la luz. La luz exhibe lo que somos, pero los siervos de las tinieblas viven de apariencias. Esta noche están mostrando su verdadero rostro. Las tinieblas odian, lastiman, matan. Eso es lo que quieren hacer.

 

PARA PENSAR: Jesús sabe que esta hora de oscuridad es necesaria, porque él ha venido a traer luz.  La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no prevalecen contra ella (Juan 1:5). La victoria de Cristo resplandece de manera tan poderosa que las tinieblas más profundas se deshacen.

Sebastian Winkler (209)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

Artículo anterior


0%