Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

El gusano de la ansiedad

todaydiciembre 22, 2022 43

Fondo
share close

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

(Fil 4:6-7)

La ansiedad es como un gusano, carcome por dentro y daña gravemente. De hecho, la ansiedad es lo que conduce a muchos pecados; el que roba lo hace por ansiedad de dinero, el que adultera lo hace por ansiedad de poder, el que miente lo hace por ansiedad de orgullo. Pudiéramos decir que la ansiedad es la matriz donde se engendran muchos otros pecados.

La ansiedad aparece sin preguntar, mucha situaciones pueden ponernos ansiosos pero el problema no está ene evitar que aparezca a sino en cómo respondemos a ella.

Este pasaje nos habla de el antídoto contra la ansiedad. Algunas hermanas miembros De la Iglesia que estaba en Filipo estaban teniendo algunos conflictos, parece que como resultado de estar afanosos y en ansiedad, a ellos Pablo escribe para recordarles que hay un carretera que conduce lejos de la ansiedad y el afán: la oración.

Por nada estén afanosos es el recordatorio de que no hay en un creyente ningún motivo para ser comidos por gusano de la ansiedad; cualquier cosa que nos cause afán, ya sea una necesidad económica, una enfermedad, una relación o lo que sea, nada de eso es un motivo para sucumbir; por el contrario cuando estas cosas aparecen deben ser un impulso para conducirnos a nosotros a la oración.

Pero hay una manera de orar para contrarrestar la ansiedad: en primer lugar se trata de orar con agradecimiento. Es mirar a nuestro al rededor y ver todo lo que hemos recibido. La gratitud apaga el incendio que el afán trata de encender en nuestras vidas.

El otro elemento es el ruego. La oración frecuente e intensa. La ansiedad no se vea solo con orar una vez por 30 segundos; en ocasiones será una lucha, tan intensa que pudiéramos tener que ir una y otra vez al Señor pero allí hay victoria.

¿Tienes afán o ansiedad? Ora y da gracias a Dios por todo.

Jacobis Aldana (171)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

0%