Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

¿Dónde está tu tesoro?

todaymayo 12, 2022 40

Fondo
share close

Lectura: Lucas 12:22-34 (LBLA)

Y dijo a sus discípulos: Por eso os digo: No os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. Porque la vida es más que el alimento, y el cuerpo más que la ropa. Considerad los cuervos, que ni siembran ni siegan; no tienen bodega ni granero, y sin embargo, Dios los alimenta; ¡Cuánto más valéis vosotros que las aves! ¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida? Si vosotros, pues, no podéis hacer algo tan pequeño, ¿por qué os preocupáis por lo demás? Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan ni hilan; pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de estos. Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¡Cuánto más hará por vosotros, hombres de poca fe! Vosotros, pues, no busquéis qué habéis de comer, ni qué habéis de beber, y no estéis preocupados. Porque los pueblos del mundo buscan ansiosamente todas estas cosas; pero vuestro Padre sabe que necesitáis estas cosas. Mas buscad su reino, y estas cosas os serán añadidas. No temas, rebaño pequeño, porque vuestro Padre ha decidido daros el reino. Vended vuestras posesiones y dad limosnas; haceos bolsas que no se deterioran, un tesoro en los cielos que no se agota, donde no se acerca ningún ladrón ni la polilla destruye. Porque donde esté vuestro tesoro, allí también estará vuestro corazón. www.lbla.com

En el pasaje anterior veíamos cómo el Señor nos llamaba a examinar a qué nos aferramos. En este pasaje Jesús nos habla de la otra cara de esto mismo.

El centro de la cuestión es dónde está puesta nuestra confianza.

Podemos confiar en nosotros mismos, en lo que logramos, en lo que tenemos, en nuestra autoridad o poder, pero nunca tendremos suficiente, nunca estaremos seguros (y aquel que experimenta seguridad se está engañando a sí mismo) porque todo es pasajero, excepto el Eterno Dios.

¿Podemos nosotros forjar nuestro propio destino? ¿Decidir la hora de nuestra muerte, por ejemplo? Ni siquiera sabemos lo que puede sucedernos en los próximos 10 minutos.

Por eso el Señor nos hace mirar cómo Dios sustenta su creación. Los lirios del campo, la hierba, todo depende de Él.

¿Cuánto más nosotros, que fuimos hechos para Su Gloria, a Su imagen y semejanza? No temas, Él cuida de ti.

La Palabra del Señor nos dice que el justo vivirá por fe. Esto significa que somos salvos por fe, pero también significa que vivimos por fe todos los días. ¿Cómo vivimos por fe? Confiando plena y totalmente en Dios.

Trabajamos y nos esforzamos por nuestras necesidades (es nuestra responsabilidad), pero sabemos que nuestro mayor tesoro está en los Cielos.

Y así podemos decir con Pablo que todo lo podemos en Cristo. La salud y la enfermedad, la abundancia y la escasez, porque nuestros ojos están puestos en una recompensa mayor.

Y la pregunta sigue siendo la misma… ¿A qué te aferras? ¿Dónde está tu tesoro? ¿Qué domina tu corazón?

De una u otra manera, nuestra vida, nuestras actitudes, nuestros hechos van a mostrar si nos aferramos a la vanidad de este mundo y vivimos llenos de ansiedad o si descansamos en el Señor.

 

PARA PENSAR: No temas, rebaño pequeño, porque vuestro Padre ha decidido daros el reino.

 

 

Sebastian Winkler (213)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

0%