01/01/1970

Una y otra vez Satanás intenta cuestionar la identidad de Jesús, diciéndole: si eres el Hijo de Dios, haz esto, o aquello. Pero Jesús, lleno del Espíritu Santo, tiene una misión qué cumplir y nada podrá desviarlo de ella. Jesús es el Hijo de Dios, y nosotros necesitamos conocerle como tal.