En Gracia y Sabiduría

”El gozo de sabernos suyos”

todayabril 20, 2022 2

Fondo
share close

Lectura: Lucas 10:17-20 (LBLA)

Los setenta regresaron con gozo, diciendo: Señor, hasta los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y Él les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad, os he dado autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo, y nada os hará daño. Sin embargo, no os regocijéis en esto, de que los espíritus se os sometan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. www.lbla.com

Los que habían sido enviados por Jesús a anunciar su paso, y que el Reino de Dios se ha acercado han cumplido su misión.

No sabemos si fueron bien recibidos o no, lo que sí sabemos es que vuelven llenos de gozo.

Llenos de gozo por haber podido servir al Señor, y sobre todo porque han podido ver el poder de Dios al ellos invocar el nombre del Señor.

Jesús se regocija con ellos, y les dice: -¡Sí, yo veía cómo Satanás caía del cielo!

¡Qué bueno es servir al Señor y ver su obrar en las vidas alcanzadas por su Palabra!

Pero Jesús les dice que hay un motivo mayor de gozo: sabernos conocidos por Él, amados por Él, salvados por Él. Sabernos suyos.

No siempre vamos a ser bien recibidos, no siempre las cosas van a ir (en apariencia) tan “sobre ruedas”, pero el gozo de saber que estamos sirviendo al Señor porque somos parte de Su Reino no nos lo puede quitar nada, ni nadie.

 

PARA PENSAR: ¡Que tu gozo sea saber que el Hijo de Dios te ama y ha dado su vida por ti!

Sebastian Winkler (208)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

Artículo anterior

En Gracia y Sabiduría

Enviados: la misión de los 70

Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y a nadie saludéis por el camino. En cualquier casa que entréis, decid primero: «Paz a esta casa». Y si hay allí un hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él.

todayabril 19, 2022 2


0%