AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

Testigos de estas cosas

todayagosto 19, 2022 221

Fondo
share close
AD

Lectura: Lucas 24:44-49 (LBLA)

Y les dijo: Esto es lo que yo os decía cuando todavía estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo que sobre mí está escrito en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió la mente para que comprendieran las Escrituras, y les dijo: Así está escrito, que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día; y que en su nombre se predicara el arrepentimiento para el perdón de los pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Vosotros sois testigos de estas cosas. Y he aquí, yo enviaré sobre vosotros la promesa de mi Padre; pero vosotros, permaneced en la ciudad hasta que seáis investidos con poder de lo alto. www.lbla.com

Jesús hace dos cosas en este pasaje. Les explica y da claridad sobre lo que ha pasado, y les anuncia lo que ha de venir.

¿¿Qué ha pasado?: Simplemente se ha cumplido todo lo que el Señor anunció. Cada una de las cosas que han vivido son el plan perfecto de Dios y su soberana voluntad cumpliéndose. Moisés, los Salmos y los profetas anunciaban este perfecto plan, lo prometían. Su padecimiento, su muerte, su resurrección. Y el Señor abre sus mentes para que puedan verlo.

El Evangelio es el plan de Dios para nosotros. El más sublime, el más perfecto, el más asombroso plan.

Lucas nos ha mostrado, a lo largo de estos veinticuatro capítulos, que nada de lo que sucede es al azar. Todo es parte del plan de Dios, que nadie puede frustrar ni detener.

¿Y qué sucederá ahora?: El plan de Dios es alcanzar con el Evangelio a la humanidad. Qué el llamado al arrepentimiento y la fe en Jesús sea oído en todos los rincones de la tierra, comenzando por Jerusalén.

Dos condiciones reúnen los que anuncian las Buenas Nuevas de Cristo. La primera de ellas es que los discípulos “son testigos de estas cosas”. Ellos han caminado con Jesús para esto, para llevar este testimonio del amor y del poder de Dios por donde Él los envíe. Pero no alcanza simplemente con haber sido testigos. Es necesario que reciban la promesa del Padre. El Espíritu del Señor morando en cada uno. Poder de lo alto lo llama Jesús. Y así es en verdad. El Espíritu dentro de ellos les dará la capacidad de anunciar sin temor el mensaje de Jesucristo.

Los discípulos, y nosotros la iglesia, damos testimonio de estas cosas. Damos testimonio de Jesús.

Anunciamos a Cristo, quién es Él, lo que Él ha hecho en la cruz, su perdón, su amor… Y lo hacemos porque Él nos ha dado el poder de hacerlo. Es el Espíritu Santo el que nos capacita para anunciar a Jesús.

Nadie puede creer en el Evangelio si no es el Espíritu de Dios el que obra en su corazón. No depende de los argumentos de quien habla, no depende de las capacidades de quien escucha. Depende de Dios. Él trae convicción de pecado, Él da arrepentimiento. Él salva.

 

PARA PENSAR: Prediquemos el Evangelio. Sin dudar. Anunciamos a Jesús, y lo que Él ha hecho. No es autopromoción, se trata de Él y solo de Él. Confiemos en el Espíritu Santo, Él es quien tiene el poder de transformar los corazones.

Sebastian Winkler (213)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

AD

Escrito por Sebastian Winkler

Valóralo

AD
AD
0%