En Gracia y Sabiduría

Rechazar a Jesús

todayjulio 1, 2022

Fondo
share close

Lectura: Lucas 19:41-44 (LBLA)

 Cuando se acercó, al ver la ciudad, lloró sobre ella, diciendo: ¡Si tú también hubieras sabido en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está oculto a tus ojos. Porque sobre ti vendrán días, cuando tus enemigos echarán terraplén delante de ti, te sitiarán y te acosarán por todas partes. Y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no conociste el tiempo de tu visitación. www.lbla.com

Jesús llega a Jerusalem, y llora sobre ella. Se lamenta por esta ciudad que lo ha de rechazar y pedir a gritos su muerte. Me gustaría que meditemos en dos aspectos de este pasaje.

Rechazar a Dios es la condenación: Jesús sabe que muchos de los que lo reciben con palmas han de apoyar su muerte. Sabe que será rechazado, torturado y muerto. Es necesario que así sea. Pero al hacerlo Jerusalem se condena. No faltan muchos años para que las legiones romanas de Tito destruyan Jerusalem, la destruyan y los pocos que sobrevivan deban dispersarse.

Juan ha de decir en su Evangelio (Jn 3:18) que aquel que no cree ya ha sido condenado.

Los hombres debemos entender que el Único que puede salvarnos es el Señor Jesucristo. No hay múltiples caminos, no hay verdades relativas, no hay vida fuera de Cristo.

El llanto del Señor: El pecado del hombre, su rebeldía, su rechazo y su idolatría son la causa del llanto de Jesús. Él conoce y sabe quienes son suyos, por eso ha venido, pero el pecado causa profundo rechazo en Aquel que es santo y puro. Por esto mismo llegará el día en el que se pondrá fin definitivo a la maldad, cuando Él venga a juzgar.

 

PARA PENSAR: Recordemos siempre el dolor que el pecado causa en Nuestro Señor, el precio por el cual fuimos redimidos…

 

Sebastian Winkler (201)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

0%