01/01/1970

El Evangelio nos ayuda a entender que todos somos esa oveja perdida, que el Pastor salió a buscarnos con tal decisión que fue a la cruz por nosotros. El Evangelio es también el gozo que hay en el Cielo por cada oveja encontrada.