01/01/1970

En este pasaje vemos a José y María haciendo algo que todos los papás judíos debían hacer. Presentar a su recién nacido en el Templo para que éste sea circuncidado.