Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

Presentar a Jesús en el Templo

todayfebrero 12, 2022 14

Fondo
share close

[spreaker type=player resource=»episode_id=48681726″ width=»100%» height=»200px» theme=»light» playlist=»false» playlist-continuous=»false» chapters-image=»true» episode-image-position=»right» hide-logo=»false» hide-likes=»false» hide-comments=»false» hide-sharing=»false» hide-download=»false»]

Lectura: Lucas 2:22-38

Léelo aquí: https://my.bible.com/bible/89/LUK.2.22-38

En este pasaje vemos a José y María haciendo algo que todos los papás judíos debían hacer. Presentar a su recién nacido en el Templo para que éste sea circuncidado. Aunque un niño es un hecho que marca la vida de una familia para siempre seguramente cientos de familias asistían cada día a Jerusalén para esta ceremonia. Es más José y María eran personas de condición humilde que habrían de traer una ofrenda sencilla.

Y una vez más llaman la atención dos cosas.

Por un lado, el detalle de cada evento de la narración y cómo Lucas nos quiere hacer ver todas esas cosas (que seguramente le han sido contadas por la misma María). Y cómo se nos dice que ella las guardaba en su corazón.

Y por el otro lado, todo lo que se relaciona con Jesús deja de ser común y ordinario.

Al llegar Jesús al Templo hay alguien esperándolo. Simeón. Este hombre justo y piadoso había recibido una promesa. Él no moriría hasta ver al Cristo. ¡Y qué preciosa alabanza brota de sus labios! ¡Qué podamos hacerla nuestra!

“Ahora, Señor, permite que tu siervo se vaya en paz, conforme a tu palabra;

la cual has preparado en presencia de todos los pueblos;

luz de revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.

Porque han visto mis ojos tu salvación”

Ese era el anhelo de Simeón (y de Ana). ¡Ver la salvación del Señor!

¡Nosotros también hemos podido contemplar Su Salvación!

 

*PARA PENSAR*: ¿Recordamos cada día lo extraordinario que es que el Hijo de Dios haya venido a nosotros? ¿Viene nuestro gozo de Su salvación?

 

Texto de la Biblia tomado de LBLA. www.LBLA.com

 

 

Sebastian Winkler (209)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

Artículo anterior

Misiones

Cooperando por el Evangelio

Mucho se habla de cooperar en el evangelio en nuestros días. Los esfuerzos han llevado a la formación de muchas redes de iglesias, por mencionar algunos esfuerzos hoy. Es interesante notar en la carta a los Filipenses, como este tema de la cooperación por el evangelio es presentado.

todayfebrero 12, 2022 18


0%