RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual


El milagro de la pesca

Escrito por el 03/02/2022

Lectura: Lucas 5:1-11 (LBLA)

Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron. www.lbla.com.

Después de proclamar su identidad como el Mesías de Dios a través de su enseñanza y los milagros que comienza a realizar, el Señor Jesús comienza a ser seguido por muchos.

Para evitar que la gente se agolpara pide a unos pescadores que le permitan enseñar desde una de las barcas. Ellos están cansados, han estado pescando toda la noche, no han obtenido nada y ya están lavando sus redes.

Simón, Jacobo y Juan escuchan a Jesús enseñar, hasta que al finalizar les pide que vuelvan a adentrarse en el agua y arrojen las redes. ¿Qué habrá pasado por la mente de estos hombres? Ellos son pescadores experimentados, pero de todas maneras deciden (con poca expectativa) hacer lo que Jesús les pide.

De inmediato sus redes se llenan de tal manera que sus corazones se llenan de asombro y temor.

¿Quién es este? Aunque no sepan con plenitud que están junto al Creador de todas las cosas (sólo el Espíritu puede hacer que veamos eso) se dan cuenta de que se trata de Alguien especial, no es un simple maestro.

Y ante la presencia del Señor ocurren dos milagros (aparte y quizás más importante que la pesca milagrosa en sí): son conscientes de su pecado, y son llamados a seguir a Aquel que vino a traer el perdón.

Jesús los llama a seguirle, a convertirse en pescadores de hombres, a ser testigos y mensajeros del Reino de los Cielos. De escuchar, pasan a actuar, porque Lucas nos dice que: “dejándolo todo, le siguieron”.

PARA PENSAR: El poder transformador de Jesús hace que todo pase un segundo plano. ¿Estamos dispuestos a seguirle?

Sebastian Winkler (139)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Miembro de la Iglesia Evangélica Bautista de General Pinto, donde sirve como maestro de Estudios Bíblicos.

El es el autor del blog: engraciaysabiduria.com


Continuar leyendo