AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Mejor es confiar en Dios que confiar en el hombre

todayfebrero 27, 2023 37

Fondo
share close
AD
AD

Y alzó Lot sus sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová… Y el valle de Sidim estaba lleno de pozos de asfalto.

Génesis 13:10; 14:10

Como humanos siempre nos jactamos de escoger lo que es más conveniente para nuestras vidas, pero cuán a menudo somos engañados por una mala percepción de la realidad. Algunas cosas se ven bien, lucen bien, pero la realidad que no son lo que parecen y esto nos puede pasar en muchas áreas.

A raíz del altercado entre los hombres de Abraham y los de su sobrino Lot, fue necesario mediar una separación definitiva. Habían prosperado demasiado en la tierra a la que Dios los había llevado. Así que Abraham le da a su sobrino la oportunidad de escoger la tierra que él quisiera. Sus ojos vieron toda la llanura del Jordán, donde estaba el valle de Sidim y lo comparo con el huerto del Edén.

Desde arriba la tierra tenía una buena a apariencia. Pero venida la guerra, Lot tuvo que huir con los de Sodoma y Gomorra, y aquella tierra que parecía perfecta, estaba llena de pozos de asfalto. No sólo era peligrosa por su proximidad con dos ciudades de mala reputación, sino que realmente no era tan buena como la había visto.

Esa es la manera en que nuestros sentidos pueden engañarnos. Nuestros gustos o preferencias no son siempre los mejores. Pienso Especialmente en los solteros que aspiran al matrimonio, ellos deberían tener esto presente, aunque el principio es el mismo para toda la vida cristiana. No debemos seguir el ejemplo de Lot y tomar decisiones cuando estamos sumamente emocionados. Nuestros ojos están conectados con un corazón que es también engañoso y torcido y aun cuando ha sido redimido por Dios, todavía responde a los estímulos del pecado.

Debemos rendirnos a Dios y a su Palabra y presentar siempre nuestros miembros como instrumentos para la Gloria de Dios y no de iniquidad, entonces, sólo entonces podremos estar tranquilos. Es mejor confiar en Jehová que confiar en el hombre.

Jacobis Aldana (172)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

AD

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

AD
AD
AD
AD
0%