AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

Preparando el camino del Señor 2

todayfebrero 16, 2022 47

Fondo
share close
AD

Lectura: Lucas 3:10-20

Y las multitudes le preguntaban, diciendo: ¿Qué, pues, haremos? Respondiendo él, les decía: El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo. Vinieron también unos recaudadores de impuestos para ser bautizados, y le dijeron: Maestro, ¿qué haremos? Entonces él les respondió: No exijáis más de lo que se os ha ordenado. También algunos soldados le preguntaban, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y él les dijo: A nadie extorsionéis, ni a nadie acuséis falsamente, y contentaos con vuestro salario. Como el pueblo estaba a la expectativa, y todos se preguntaban en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo, Juan respondió, diciendo a todos: Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más poderoso que yo; a quien no soy digno de desatar la correa de sus sandalias; Él os bautizará con el Espíritu Santo y fuego. El bieldo está en su mano para limpiar completamente su era y recoger el trigo en su granero; pero quemará la paja en fuego inextinguible. Y también con muchas otras exhortaciones Juan anunciaba las buenas nuevas al pueblo. Pero Herodes el tetrarca, siendo reprendido por él por causa de Herodías, mujer de su hermano, y por todas las maldades que Herodes había hecho, añadió además a todas ellas, esta: que encerró a Juan en la cárcel. (LBLA) www.LBLA.com.

Leemos hoy el mismo pasaje que en nuestra entrega anterior. En esa ocasión, al leerlo, reflexionamos sobre el momento particular en el que se levanta la voz de Dios a través de Juan y su mensaje. Miremos algunos detalles más:

Su misión: Juan está preparando el camino al Mesías. Jesús viene a transformar corazones, no superficialidades. El mensaje de Juan  apunta a la raíz del problema porque eso es necesario cambiar. Y el que viene es el Único capaz de hacerlo. Tomar corazones de piedra y transformarlos con su amor y su verdad.

El Evangelio demanda sinceridad: el mensaje de Juan apunta al corazón, no a lo exterior. Es fácil crear una apariencia de devoción a Dios y ni siquiera conocerlo. Por eso es que el llamado de Juan es a la sinceridad. No nos engañemos a nosotros mismos. No podemos burlar a Aquel que conoce nuestros corazones.

El Evangelio es Juicio de Dios: El Evangelio es un regalo, y por Jesús nosotros somos reconciliados con Dios. Pero aquel que ya está condenado, lo rechaza. El hacha está a la raíz dice Juan. No hay otra buena noticia de parte de Dios. El Evangelio es el Pacto final y perfecto de Dios con la humanidad.

PARA PENSAR: ¿Nos examinamos a nosotros cada día, y dejamos al Espíritu mantener nuestros corazones sensibles al Evangelio?

“Escrituras tomadas de La Biblia de las Américas Copyright 1986, 1995, 1997 por The Lockman Foundation. Usadas con permiso; todos los derechos reservados”

Sebastian Winkler (213)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

AD

Escrito por Sebastian Winkler

Valóralo

AD
AD
0%