Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

En Gracia y Sabiduría

”No hay peor ciego”

todaymayo 2, 2022 42

Fondo
share close

Lectura: Lucas 11:29-32 (LBLA)

Como la multitud se aglomeraba, comenzó a decir: Esta generación es una generación perversa; busca señal, y ninguna señal se le dará, sino la señal de Jonás. Porque de la misma manera que Jonás vino a ser una señal para los ninivitas, así también lo será el Hijo del Hombre para esta generación. La Reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino desde los confines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón; y mirad, algo más grande que Salomón está aquí. Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación y la condenarán, porque ellos se arrepintieron con la predicación de Jonás; y mirad, algo más grande que Jonás está aquí. www.lbla.com

La multitud se aglomera. ¿Qué quieren ver? ¿A Jesús? Sí y no

Quieren ver señales, milagros, cosas que los asombren, pero no están tan dispuestos a seguir el llamado que Jesús hace. Un llamado a arrepentirse, y volverse a Dios de corazón.

Los ninivitas escucharon al profeta Jonás, y por su arrepentimiento, el Señor tuvo misericordia de ellos. La misma reina de Saba viajó cientos de kilómetros para escuchar a Salomón y su sabiduría.

Y ahora, la multitud tiene ante ellos a quién es el cumplimiento de toda profecía, a quién es la sabiduría misma (Colosenses 2:3), pero no están dispuestos a escuchar y ver realmente.

¿Cuánta evidencia necesitan? ¿Cuántas señales más quieren ver?

Las señales no son el fin en sí mismas. Los milagros, las liberaciones, todas y cada una de las maravillas que han podido ver apuntan a Jesús y su identidad.

Jesús es quien tiene autoridad sobre la naturaleza, sobre los demonios, sobre la enfermedad y hasta sobre la misma muerte. Esto es la evidencia de la identidad de Jesús como el Mesías. Jesús es el Cristo de Dios. Jesús es el Señor del Universo caminando sobre nuestra tierra.

 

PARA PENSAR: ¿Están nuestros ojos puestos en Jesús o en las señales? ¿Cuántas veces nos distraemos en lo irrelevante? Como dice el refrán: “No hay peor ciego que el que no quiere ver”. ¡Señor, danos luz!

 

Sebastian Winkler (213)

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Estudia la diplomatura en Biblia y Teología en el Instituo de Expositores de Argentina. Sirve en la Iglesia Bíblica Lincoln; colabora en Soldados de Jesucristo y es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Escrito por Sebastian Winkler

Rate it

0%