Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Un homicidio llamado chisme

todayenero 9, 2023 113

Fondo
share close

No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová.

(Lev 19:16)

Nosotros tenemos la permanente inclinación a minimizar nuestras acciones. Eso es parte de nuestro pecado. Pero la gravedad de nuestras faltas, no es medida por lo que nosotros pensamos, sino por la manera en que son percibida por Dios.

Pocas personas afirmarán que el chisme es un pecado grave. De hecho, son pecados tan sutiles que alguien puede caer en ellos sin sentir ningún tipo de redargüir. Sin embargo, para Dios el chisme es un pecado tan grave que este pasaje lo pone como atentar contra la vida de una persona.

El chisme es degradar la imagen de alguien que Dios ha creado y en últimas la imagen misma de Dios, que aunque ha sido deformada por el pecado, sigue estando en el hombre como no está en los animales.

El chisme es rebajar, ensuciar o dañar el ser de una persona. En la práctica, eso explica por qué el chisme está tan presente en nuestras conversaciones y es que, nuestro pecado hace que degradando la imagen de otro, la nuestra se vea más amable y aceptable. Lo que digo es que en el fondo, lo que impulsa el chisme es el deseo de quitar de en medio a alguien para hacer que se nuestra imágen la que prevalezca.

Nosotros debemos tomar en serio lo que Dios toma en serio, por lo que antes de chismear debemos considerar al Dios santo que ha puesto su imagen sobre su creación y que no tendrá por inocente al culpable.

Si somos creyentes, no tenemos nada que promover o hacer prevalecer en nosotros. Todo lo que somos lo somos en el Señor y no seremos más amados por Dios si logramos que la gente nos tenga en mejor estima con respecto a otros. En este sentido, vivir una vida centrada en el Evangelio es el mejor antídoto contra el chisme.

El Señor nos ayude.

Jacobis Aldana (171)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

0%