AD
Dedications
Jorge Reyes Rabito - Un Pacto Con Dios Bendiciones, gracias por la programacion, es de bendicion. José Montero La Visión - Del grupo Para Su Gloria A mi querido hermano Jaime Blandón. Jacqueline Guzman Sovereign Grace Music & La IBI - El Dios Que Adoramos Un saludo a los hermanos de la Iglesia Bautista Resurrección de Palacaguina

Un día a la vez

Cuidando el uso de nuestra lengua

todaymarzo 27, 2023 35

Fondo
share close
AD
AD

Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.

Santiago 1:26

Hay una herencia inconsciente en cada ser humano proveniente del pecado de Adán, esa que nos lleva a querer categorizar los pecados. Solemos ver alguno pecados como más graves y más dañinos que otros; sin embargo, porque el pecado ofende a Dios en gran manera, todo pecado es visto con la misma relevancia.

Alguien dijo una vez que alguien lleno del Espíritu Santo no es aquel que habla en lenguas (refiriéndose al don dado por el Espíritu en Hechos 2) sino quien logra refrenar su lengua. No cabe duda que una de las evidencias más significativas de una fe verdadera, es el dominio y freno que ponemos en nuestra boca.

Con nuestra lengua bendecimos, adoramos, damos gracias a Dios, hablamos de las maravillas del Señor, honramos a nuestros padres y manifestamos amor a nuestros hijos. Pero con la misma lengua se puede difamar, mentir, chismear, maldecir, insultar, agredir, golpear.

No cabe duda que es el miembro de nuestro cuerpo que pudiera ser empleado para Gloria de Dios o para vergüenza de su nombre; por tanto, debemos ser especialmente cuidadosos de la manera en que usamos nuestra lengua.

Muchas personas pueden considerar el adulterio o el homicidio como pecados realmente escandalosos, pero ¿y usar mal la lengua? El cristiano verdadero debe evidenciar auto control y dominio en sus propias palabras, finalmente ellas evidencian de qué está lleno el corazón.

Hemos sido regenerados y nuestros miembros no deben ser presentados al pecado, sino más bien como instrumentos de Justicia. La Palabra de Cristo debe morar en abundancia en nosotros y debemos entender también que no hemos recibido espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio.

Jacobis Aldana (172)

Está casado con Keila y es padre de Santiago y Jacobo. Jacobis sirve en el ministerio pastoral desde 2010. Es licenciado en Teología del Seminario Teológico de Miami (MINTS) y actualmente candidato a Maestría en Divinidades en Midwestern Baptist Theological Seminary. Ha servido como director editorial en Soldados de Jesucristo y es miembro fundador de la Red de iglesias Bíblicas del Caribe Colombiano y también trabaja como maestro-directivo de la fundación de Estudios Bíblicos Alfa y Omega.

AD

Escrito por Jacobis Aldana

Rate it

AD
AD
AD
AD
0%